Suspenden audiencia a Pérez M. y Baldetti

La Procuraduría General presentó un recurso de apelación y solicitó participar como querellante en el proceso La Línea.
Enlace copiado
Declaraciones.  En una inesperada conferencia de prensa, el expresidente Otto Pérez Molina hizo duros señalamientos contra sus acusadores.

Declaraciones. En una inesperada conferencia de prensa, el expresidente Otto Pérez Molina hizo duros señalamientos contra sus acusadores.

Versión.  Otto Pérez Molina sostuvo ayer ante la prensa su inocencia y lamentó que se suspendiera la audiencia para ayudar a “construir” un caso en su contra.

Versión. Otto Pérez Molina sostuvo ayer ante la prensa su inocencia y lamentó que se suspendiera la audiencia para ayudar a “construir” un caso en su contra.

Suspenden audiencia a Pérez M. y Baldetti

Suspenden audiencia a Pérez M. y Baldetti

Enlace copiado
Un juez suspendió ayer la audiencia en la que se iba a definir si el expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti debían ir a juicio por presunta corrupción luego de un recurso interpuesto por la Procuraduría General.

Menos de una hora después de haber iniciado la audiencia, el juez Miguel Ángel Gálvez decidió suspenderla debido a que la Procuraduría, que representa los intereses del Estado, presentó un recurso de apelación contra la decisión del juez de no permitirles participar en el proceso. El juez dijo que para evitar que la Procuraduría se viera afectada se suspendía la diligencia judicial.

En la audiencia Pérez Molina y Baldetti se vieron las caras por primera vez tras permanecer meses en prisión acusados de corrupción.

El inicio de sesión judicial en la sala, abarrotada de periodistas, acusados, abogados y policías, se vio retrasado por la ausencia de Baldetti, quien se reportó enferma y no quiso salir de su celda. Sin embargo, el juez Gálvez ordenó bajo amenazas de procesar al director del sistema penitenciario que fuera trasladada a la torre de tribunales.

Varios minutos después, Baldetti, en prisión desde el 21 de agosto de 2015, llegó al tribunal.

Uno de los primeros procesados en llegar fue el expresidente, quien acudió esposado junto con guardias del sistema penitenciario. Pérez Molina está en prisión desde el 3 de septiembre de 2015 luego de haber renunciado al cargo.

La Fiscalía acusa a Pérez Molina y a Baldetti de los delitos de asociación ilícita, defraudación aduanera y cohecho pasivo y ha presentado 200 pruebas de la supuesta participación de los acusados en esos delitos.

El ministerio público sostiene que los exfuncionarios fueron parte de una estructura que defraudó al Estado guatemalteco por varios millones de dólares.

Según la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, a cargo de desarticular aparatos clandestinos y de seguridad y que contribuyó en la investigación, Pérez Molina y Baldetti permitieron operaciones y se beneficiaron de una estructura denominada La Línea.

El expresidente guatemalteco Pérez Molina arremetió contra sus acusadores y aseguró que no solo está detenido “ilegalmente”, sino que están tratando de armar en su contra un caso con testigos y declaraciones falsas.

Tras la sorpresiva decisión del juez Gálvez, el ex jefe de Estado lamentó, en una improvisada rueda de prensa, que se haya aplazado la diligencia para una fecha aún no determinada y denunció estar detenido de forma ilegal.

Acusa a EUA de injerencia

El exmandatario reiteró que las acusaciones en su contra se deben a una “injerencia” del Gobierno de Estados Unidos a través de la CICIG (Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala).

Pérez Molina relató que en una oportunidad el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, “me dijo que la CICIG no debe estar solo en Guatemala sino ampliarse a Honduras y El Salvador”.

“Biden me lo dijo a mí y yo se lo hice ver a los presidentes” de esos países, dijo sin precisar la fecha de esa reunión.

“Y vuelvo a denunciar la injerencia que ha tenido Estados Unidos”, enfatizó, y denunció que la familia de “Eco”, colaborador de las investigaciones, está viviendo en Canadá y que reciben $5,000 mensuales.

“Así cualquiera quiere ser colaborador eficaz”, pero “no es la forma de construir un caso”, manifestó Pérez Molina.

Recalcó que seguirá dando la cara para demostrar su inocencia y para “pelear para que las cosas se hagan como se tienen que hacer”.

Pérez Molina sostuvo que la resolución judicial solo beneficia a la Fiscalía porque le da tiempo para “armar un caso” en su contra con “testigos protegidos” cuyos testimonios calificó de “falsos”.

El expresidente hacía referencia al empresario Salvador Estuardo González Álvarez, conocido con el alias de “Eco” en la trama de corrupción La Línea, desarticulada el 16 de abril de 2015.

González aseguró que los exmandatarios eran los cabecillas de la estructura.

Además, dijo que no le teme al testimonio de Juan Carlos Monzón, ex secretario privado de Baldetti, quien según la Fiscalía se convertirá también en colaborador del caso. El expresidente aseguró que está preparado para defenderse porque “es ridículo” que haya ordenado conformar una estructura para robar dinero al Estado. A la audiencia llegaron otros 30 imputados.

Tags:

  • CICIG
  • Guatemala
  • corrupcion
  • Roxana Baldetti
  • Otto Perez Molina
  • La Linea

Lee también

Comentarios

Newsletter