Lo más visto

Más de Internacionales

"Traición" y "puñalada": EUA ataca con dureza a Trudeau tras el G7

"Hay un lugar especial en el infierno para cualquier líder extranjero que adopte una diplomacia de mala fe con el presidente Donald Trump e intente apuñalarle por la espalda", dijo por su parte el asesor de Comercio de la Casa Blanca, Peter Navarro.
Enlace copiado
Trump anunció en Twitter que retiraba su firma del comunicado conjunto tras el final de la cumbre del G7, acusando a Trudeau de haber hecho afirmaciones falsas sobre aranceles. Foto AP/Evan Vucci

Trump anunció en Twitter que retiraba su firma del comunicado conjunto tras el final de la cumbre del G7, acusando a Trudeau de haber hecho afirmaciones falsas sobre aranceles. Foto AP/Evan Vucci

Enlace copiado

Varios asesores del presidente estadounidense, Donald Trump, atacaron hoy con dureza al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, tras sus palabras en el G7 a las que Trump reaccionó retirándose del acuerdo final de la cumbre.

"Fue una traición", dijo el asesor económico de Trump, Larry Kudlow en declaraciones a la CNN. "Fue como si nos apuñalase por la espalda", añadió.

Trump anunció en Twitter que retiraba su firma del comunicado conjunto tras el final de la cumbre del G7, acusando a Trudeau de haber hecho afirmaciones falsas sobre aranceles durante una conferencia de prensa después de que él ya se hubiese ido.

La cumbre del G7 de este año estuvo marcada por el disenso, con los analistas hablando de un "G6+1" que enfrentó a Canadá, Reino Unido, Italia, Japón, Alemania y Francia con Estados Unidos en una larga lista de asuntos. EFE/EPA/LUDOVIC MARIN

"Hay un lugar especial en el infierno para cualquier líder extranjero que adopte una diplomacia de mala fe con el presidente Donald Trump e intente apuñalarle por la espalda", dijo por su parte el asesor de Comercio de la Casa Blanca, Peter Navarro.

Tras la partida de Trump, Trudeau afirmó en rueda de prensa que su país seguiría adelante con la imposición de medidas arancelarias recíprocas contra Estados Unidos y que consideraba "insultante" que Trump hubiera usado el argumento de "seguridad nacional" para establecer impuestos al acero y aluminio canadienses.

Según Navarro, esos comentarios "son uno de los peores errores de cálculo político de un líder canadiense en la historia moderna de Canadá". Un plan canadiense de contramedidas arancelarias "no es más que un ataque a nuestro sistema político", añadió.

Según Kudlow, durante la cumbre Estados Unidos negoció de "buena fe" con Trudeau y los líderes de Japón, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia. Estados Unidos y Canadá estuvieron incluso muy cerca de llegar a un acuerdo sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta), señaló.

El presidente estadounidense no va a permitir que un primer ministro canadiense le zarandee antes de la cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, advirtió Kudlow. "No va a permitir ninguna muestra de debilidad mientras viaja para negociar con Corea del Norte", agregó.

La cumbre del G7 de este año estuvo marcada por el disenso, con los analistas hablando de un "G6+1" que enfrentó a Canadá, Reino Unido, Italia, Japón, Alemania y Francia con Estados Unidos en una larga lista de asuntos.

Pese a las diferencias, los países del Grupo de los Siete habían logrado un acuerdo para reducir las barreras comerciales del que posteriormente Trump se retiró.

La decisión del presidente estadounidense generó indignación en Francia, que al igual que Alemania y el resto de la Unión Europea (UE) anunció que mantendrá el acuerdo alcanzado en La Malbaie.

"La cooperación internacional no puede depender del enojo o de palabras menores", señaló el Palacio del Elíseo en un comunicado publicado por los medios. El hecho de que Washington se retracte muestra que es "incoherente e inconsistente", indicó la residencia oficial del presidente Emmanuel Macron.

La canciller alemana, la democristiana Angela Merkel, no criticó por ahora la reacción de Trump y se limitó a señalar que el comunicado final sigue estando vigente para ella.

Su ministro de Exteriores, el socialdemócrata Heiko Maas, fue algo más duro al señalar que "con un tuit puede destruirse muy rápido una enorme confianza". "Tanto más importante es que Europa permanezca unida y defienda aun más sus intereses. Europa unida es la respuesta a Estados Unidos primero", tuiteó el jefe de la diplomacia alemana.

Tags:

Lee también

Comentarios