Loading...

Tres diputados sandinistas sancionados por Estados Unidos buscarán ser reelegidos

Los tres legisladores forman parte del círculo de poder del presidente del país, Daniel Ortega, y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, que también buscarán ser reelegidos en noviembre.

Enlace copiado
Tres diputados sandinistas sancionados por Estados Unidos buscarán ser reelegidos

Tres diputados sandinistas sancionados por Estados Unidos buscarán ser reelegidos

Enlace copiado

Tres diputados sandinistas, sancionados por Estados Unidos y Canadá, buscarán ser reelegidos en los comicios de noviembre próximo, entre ellos el titular de la Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua, Gustavo Porras, según la lista provisional de candidatos divulgada este martes.

Los otros dos legisladores sancionados son el jefe del grupo parlamentario sandinista, Edwin Castro, y el presidente de la Comisión de Asuntos Económicos, Wálmaro Gutiérrez.

Los tres legisladores forman parte del círculo de poder del presidente del país, Daniel Ortega, y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, que también buscarán ser reelegidos en noviembre, en unos comicios en los que las autoridades han arrestado a siete aspirantes presidenciales opositores y cancelado la personalidad jurídica a dos partidos políticos.

OPERADOR POLÍTICO MÁS IMPORTANTE DE ORTEGA

Porras, de 66 años, dirige el Parlamento desde el 9 de enero de 2017, fue sancionado por Estados Unidos y Canadá por promulgar "leyes represivas" en el marco de la crisis sociopolítica que vive el país desde abril de 2018.

En julio de 2019, tras esas sanciones, el Parlamento reformó su ley orgánica en la que quita facultades a su presidente, es decir que Porras no puede firmar leyes, declaraciones, ni resoluciones, ni presentar el presupuesto anual de ese poder del Estado, funciones que ahora corresponden al primer secretario o secretaria del Parlamento.

Porras es secretario general de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud) desde 1984; miembro honorario de la Asociación de Médicos Internistas de la República de Cuba; miembro del Consejo Sandinista Nacional, desde 2002 ha sido electo diputado nacional y aspira a un quinto período legislativo consecutivo.

Estados Unidos le acusa de ser el operador político más importante del presidente Ortega y de ejercer un control significativo sobre el Instituto de Seguridad Social (INSS) y el Ministerio de Salud, con la aprobación de la vicepresidenta Murillo (sancionada).

VAN POR 30 AÑOS COMO DIPUTADOS

En el caso de Castro, además de ser jefe del grupo parlamentario sandinista, es representante legal de la alianza electoral "Unidad Nicaragua Triunfa", que encabeza el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) con miras a los comicios del 7 de noviembre.

Es miembro del Consejo Sandinista Nacional y diputado desde 1997, por lo que aspira a su sexto período legislativo.

Castro se graduó de Ingeniero Civil en Brasil, realizó un postgrado de Dirección Económica Empresarial en el Instituto Superior de Dirección Economía en La Habana, Cuba, y una maestría en Derecho Constitucional y Derechos Fundamentales en la jesuita Universidad Centroamérica (UCA) de Nicaragua.

Mientras Gutiérrez, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos, también es diputado desde 1997 y aspira a su sexto período legislativo consecutivo de cinco años.

Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales, tiene un master en Derecho de Empresas y forma parte del equipo económico del Gobierno sandinista.

Otros 46 diputados sandinistas buscarán reelegirse en las elecciones de noviembre, entre ellos José Figueroa, Wilfredo Navarro (aliado), Gladis Báez, Filiberto Rodríguez, Carlos Emilio López, y Jenny Martínez.

El FSLN también propuso en su lista de candidatos a diputados al militar retirado Odell Ortega, que en 1991 fue condenado, junto a otros tres exoficiales, a tres años y seis meses de prisión por su participación en la venta de 28 misiles de fabricación soviética al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, entonces guerrilla salvadoreña.

Ortega, que no es familiar del presidente Ortega, va sin embargo en la penúltima posición en la lista de diputados nacionales, por lo que su elección es poco probable.

En Nicaragua, un país centroamericano de 6,5 millones de habitantes, unos 4,3 millones están habilitados para votar y elegir presidente y vicepresidente, 90 diputados nacionales y otros 20 ante el Parlacen.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines