Lo más visto

Trump ataca a demócratas y a periodistas tras perder Congreso

Amenazó con investigaciones a los demócratas y llamó "enemigo del pueblo" a los medios que lo critican. No aceptó la derrota en el Congreso y alabó mantener el control del Senado.

Enlace copiado
Agresión.  Trump ordena a una asistente quitarle el micrófono al periodista Jim Acosta, de CNN, a quien llamó

Agresión. Trump ordena a una asistente quitarle el micrófono al periodista Jim Acosta, de CNN, a quien llamó "persona terrible".

Enlace copiado

El presidente Donald Trump celebró ayer que los republicanos retuvieron el control del Senado y al mismo tiempo amenazó a los demócratas, que consiguieron dominio de la Cámara de Representantes, con represalias en caso de que inicien investigaciones contra su gobierno.

Si los demócratas en la cámara le envían citatorios judiciales "nosotros les haremos lo mismo a ellos", dijo Trump en conferencia de prensa.

Pero no solo se enfrascó con ellos. En esa misma conferencia de prensa atacó a un periodista de CNN. "Deja el micrófono... Te diré una cosa, la CNN debería estar avergonzada de sí misma por tenerte a ti trabajando para ellos. Eres un maleducado, una persona terrible", dijo el mandatario, que volvió a referirse a los medios como "el enemigo del pueblo".

El enésimo encontronazo con los reporteros del presidente provocó las carcajadas de su portavoz, Sarah Sanders, un detalle que captaron los periodistas presentes en la sala. Entretanto, en una escena insólita, una ayudante del mandatario aparecía en escena para tratar de arrebatarle el micrófono al periodista, aunque finalmente no logró su objetivo en el forcejeo y fue este quien acabó cediendo el turno.

"Honestamente –prosiguió Trump–, creo que deberían dejarme dirigir el país".

El presidente afirmó que los medios estadounidenses son negativos para la población cuando informan de supuestas "noticias falsas".

"Cuando informan de noticias falsas, y CNN lo hace mucho, son el enemigo del pueblo", incidió Trump, que se alejó de su micrófono en un gesto de enfado, mientras deambulaba por la tarima.

A otro periodista le dijo: "No soy ningún admirador tuyo tampoco".

El presidente comenzó a irritarse cuando los periodistas le increparon por haber calificado de "invasión" a una caravana de migrantes centroamericanos que huyen de la violencia de su país y están pasando por México, con esperanzas de llegar a la frontera estadounidense.

Reclamos a republicanos

Trump agregó que los republicanos "desafiaron a la historia" en las elecciones de mitad de período y se atribuyó los avances en el Senado, sin mencionar que su propio partido perdió el control de la Cámara de Representantes.

Los republicanos "superaron dramáticamente todos los precedentes históricos", expresó el mandatario en la conferencia de prensa.

Horas antes escribió en un tuit: "Si los demócratas creen que van a malgastar el dinero de los contribuyentes investigándonos a nosotros a nivel de la Cámara de Representantes, pues nos veremos obligados igualmente a considerar investigarlos a ellos por todas las filtraciones de información clasificada y muchos otros temas, al nivel del Senado. ¡Ese juego es para dos!"

Con la victoria de los demócratas en la Cámara Baja surge la posibilidad de investigaciones interminables, obstrucciones a las políticas de Trump y nuevas dudas sobre su poco ortodoxa coalición política.

Aun así el presidente celebró los avances a nivel del Senado, y dijo que los candidatos que perdieron fue porque se distanciaron de él. "Los que se aliaron conmigo en estas increíbles Elecciones de Mitad de Período, aferrándose a ciertas políticas y principios, tuvieron excelente desempeño. Los que no lo hicieron ¡Adiós!", escribió Trump en su tuit.

"Ayer tuvimos una Gran Victoria, ¡a pesar de la presión de la Prensa Hostil!", añadió.

El mandatario dijo que candidatos como Mike Coffman o Mia Love perdieron porque no defendieron su política. "Mia Love no me dio amor y perdió", dijo. "Lo lamento, Mia".

Coffman perdió su escaño en la Cámara de Representantes a manos de un desafiante demócrata. En el caso de Love, aún no se declaró un vencedor, pero todo indica que perderá la republicana.

En las elecciones de medio mandato de este martes, los republicanos perdieron el control de la Cámara de Representantes, pero mantuvieron el del Senado. Hasta ahora tienen 51 de los 100 escaños, pero podrían sumar más ya que aún faltan los resultados finales de Florida, Misisipi, Arizona y Montana.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, declaró ayer que es "una buena mañana" para los republicanos y que el presidente Trump fue de gran ayuda para mantener a la Cámara Alta en manos de su partido.

"Tuvimos un muy buen día, estoy muy orgulloso de lo que logramos", dijo. "El presidente fue de gran ayuda", agregó. También fue de gran ayuda, según su apreciación, la nominación de Brett Kavanaugh para juez de la Corte Suprema.

Lee también

Comentarios