Lo más visto

Más de Internacionales

Trump dice ahora que quiere inmigrantes de todo el mundo

La respuesta de Trump llega en medio de una ola de indignación en el país y también fuera de sus fronteras desde que algunos asistentes a una reunión sobre inmigración la semana pasada en el Despacho Oval dijeran que Trump calificó a Haití, El Salvador y las naciones africanas como "países de mierda".
Enlace copiado
AP/Manuel Balce Ceneta

AP/Manuel Balce Ceneta

Enlace copiado

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy que quiere inmigrantes de todo el mundo en el país norteamericano.

"Quiero que lleguen de todos los lugares", manifestó en el Despacho Oval cuando un periodista le preguntó si es cierto que la semana pasada dijo que quería que llegaran más inmigrantes de Noruega. Sobre la pregunta de si solo quiere lleguen inmigrantes blancos ya no respondió.

La respuesta de Trump llega en medio de una ola de indignación en el país y también fuera de sus fronteras desde que algunos asistentes a una reunión sobre inmigración la semana pasada en el Despacho Oval dijeran que Trump calificó a Haití, El Salvador y las naciones africanas como "países de mierda".

¿Por qué toda esta gente de países de mierda tiene que venir aquí?", dijo Trump según senadores presentes. "¿Por qué no podemos aceptar inmigrantes de, digamos, Noruega?". El presidente ha vuelto a ser acusado de racismo.

La reunión con legisladores republicanos y demócratas era parte de las negociaciones para lograr un acuerdo sobre inmigración que dé una solución a los "dreamers" (soñadores).

Son más de 750,000 jóvenes indocumentados que llegaron de niños a Estados Unidos y a los que Trump ha dejado al borde de la deportación al cancelar el programa con el que los protegió Barack Obama.

Las negociaciones entre la Casa Blanca y el Congreso parecen estancadas tras el episodio. El mandatario ha negado haber dicho lo que se ha publicado y ha asegurado no ser racista, aunque ha admitido haber usado lenguaje "duro" en el encuentro.

Su secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, fue una de las asistentes a la reunión y hoy se vio bajo presión por los comentarios de Trump durante una audiencia ante el comité judicial del Senado.

Allí aseguró no haber escuchado al presidente utilizar el término "países de mierda", pero admitió que éste usó "lenguaje duro". "No escuché que esa palabra fuera usada", dijo Nielsen después de que uno de los senadores demócratas en el comité le preguntara si Trump usó ese o un término similar, recordándole que estaba bajo juramento.

"La conversación era muy apasionada. No niego que el presidente usara lenguaje duro. Otros en la estancia también usaron lenguaje duro", aseguró la secretaria de Seguridad Nacional, que no obstante dijo no recordar qué palabras específicas escuchó del mandatario.

Uno de los senadores que la interrogaron fue el demócrata Richard J. Durbin, quien estuvo también en la reunión. En una entrevista con CNN, Durbin insistió poco antes de la audiencia con Nielsen en que Trump sí utilizó el término "países de mierda".

También lo confirmó el republicano Lindsey Graham, que trabaja con Durbin en una solución legislativa para los "dreamers".

"¿Es posible que dijera la palabra?", preguntó más tarde a Nielsen la senadora demócrata Amy Klobuchar, recordándole ella también que estaba bajo juramento. "Todo es posible, sí, señora", respondió la secretaria de Seguridad Nacional.

Nielsen, responsable de la seguridad fronteriza y de la deportación de inmigrantes indocumentados, admitió ante el comité que parte de la frustración de Trump durante la reunión se debía a que los legisladores no quieren darle toda la financiación que necesita para el muro que quiere construir en la frontera con México.

El senador Durbin manifestó que Trump pidió 20,000 millones de dólares para construir este año más de 1,000 kilómetros de muro fronterizo a cambio de una solución para los "dreamers" y Nielsen no negó que hiciera esa petición.

Tags:

Lee también

Comentarios