Lo más visto

Trump disfruta en privado triunfo electoral en EUA

Mientras el mundo hablaba de la victoria clara del republicano, el presidente electo se mantuvo con su familia y asesores. Obama lo recibirá este día para iniciar la transición “suave”.
Enlace copiado
Ganador.  El presidente electo de EUA, Donald Trump, abraza a su hijo Eric luego de declararse ganador de las elecciones presidenciales.

Ganador. El presidente electo de EUA, Donald Trump, abraza a su hijo Eric luego de declararse ganador de las elecciones presidenciales.

Trump disfruta en privado triunfo electoral en EUA

Trump disfruta en privado triunfo electoral en EUA

Trump disfruta en privado triunfo electoral en EUA

Trump disfruta en privado triunfo electoral en EUA

Enlace copiado
Donald Trump saboreó ayer el triunfo de las elecciones en privado y desde lo alto de su Trump Tower en Manhattan, mientras Estados Unidos se pregunta qué tipo de presidente será el millonario, coronado entre la rabia de la clase trabajadora y la sorpresa de la élite política.

Mantuvo reuniones privadas con sus asesores más cercanos, llamó a su familia, a sus seguidores y conversó con su compañero de fórmula, Mike Pence, el gobernador republicano de Indiana que se convertirá en el nuevo vicepresidente de Estados Unidos y en la persona encargada de asumir el mando del país si el presidente dimite o muere.

La transferencia de poderes entre el gobierno de Barack Obama y el de Trump comenzará ya mismo, pues el millonario empezará a recibir los mismos resúmenes con información militar y de inteligencia que el presidente actual, según informaron fuentes del Departamento de Defensa.

Hasta que asuma el poder el 20 de enero, Trump se reunirá con altos funcionarios del gobierno actual en Nueva York y también en una gran oficina en Washington, abierta de manera provisional.

La Casa Blanca anunció ayer que el presidente Obama recibirá este día al presidente electo. Temprano, el mandatario felicitó a su sucesor por su triunfo y le ofreció iniciar una “transición suave”.

La fuerza de Trump arrastró al Congreso, que se mantuvo en poder de los republicanos, e impulsó importantes victorias en varias carreras por la gobernación de estados previamente en manos demócratas, como Nuevo Hampshire y Vermont, de forma que los republicanos ya controlan 31 de los 50 gobiernos estatales.

Con el país en manos de los conservadores, importantes figuras, como el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, tuvieron que dar ayer su brazo a torcer y reconocer el mérito de Trump, a quien Ryan desdeñó y apartó de su lado por sus comentarios ofensivos contra las mujeres, entre otras polémicas.

Tono conciliador

Trump se proclamó vencedor ayer en la madrugada y se comprometió a “reconciliar” a todos los estadounidenses, que han llegado profundamente polarizados a los últimos comicios.

Trump compareció ante sus seguidores en un hotel de Nueva York tras confirmarse que los resultados le daban la victoria en las elecciones presidenciales frente a la aspirante demócrata, Hillary Clinton.

El magnate neoyorquino comenzó su discurso anunciando que acababa de hablar con Clinton, quien lo había felicitado por su victoria en las urnas.

“Nos felicitó por nuestra victoria, y yo la felicité a ella y su familia porque había luchado muy duro en esta campaña”, afirmó Trump ante numerosos seguidores que lo recibieron con gritos de “USA, USA, USA”.

En el tono conciliador que se esperaba utilizara en caso de victoria electoral, Trump se comprometió a ser el “presidente para todos los estadounidenses”.

“A todos los republicanos, demócratas e independientes en esta nación les digo que es momento de que nos reconciliemos como un pueblo unido”, afirmó Trump, de 70 años, quien lanzó su campaña presidencial hace año y medio.

Incertidumbre

La ascensión de Trump a la presidencia de EUA conlleva un inquietante impasse en la relación de ese país con Latinoamérica y en la solución de los diversos problemas que ambas partes comparten.

El discurso electoralista que ha llevado a Trump a la Casa Blanca ha estado impregnado de constantes referencias a los vecinos “latinos”, calificadas por la mayoría de medios como xenófobas.

La masiva emigración de latinoamericanos, en especial desde México, y su situación en Estados Unidos, la relación con Cuba, los tratados de Libre Comercio, además de la siempre temida injerencia de Washington y el sempiterno problema de la ineficaz lucha contra el narcotráfico son los asuntos que protagonizan la relación norte-sur en el continente.

La embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, habló ayer en un comunicado sobre la relación bilateral: “Estados Unidos continuará siendo un socio fuerte para El Salvador y la región. Las relaciones entre nuestros dos países se remontan a muchas décadas y se basan en lazos fuertes e importantes, que incluyen lazos familiares”.

 

Tags:

  • estados unidos
  • donald trump
  • hillary clinton
  • barack obama

Lee también

Comentarios