Lo más visto

Trump, el empresario sin fogueo en política

Exagerado, impulsivo, polémico y sin experiencia política, Donald Trump parecía no tener ninguna de las cualidades necesarias para ser candidato presidencial.
Enlace copiado
Trump, el empresario sin fogueo en política

Trump, el empresario sin fogueo en política

Trump, el empresario sin fogueo en política

Trump, el empresario sin fogueo en política

Enlace copiado
Al fin de una campaña absolutamente atípica, llena de discursos rudos sobre la inseguridad de los estadounidenses, el millonario neoyorquino, de 70 años, despedazó a otros 16 adversarios en las elecciones primarias.

“Con humildad y agradecimiento”, Trump aceptó la candidatura republicana ante 2,500 delegados que lo ovacionaron durante la convención del partido en Cleveland (Ohio), prometiendo derrotar a la demócrata Hillary Clinton en las elecciones.

Hasta junio del año pasado cuando sorprendió a todos al lanzar su candidatura, era conocido por sus emprendimientos inmobiliarios, sus campos de golf y sus casinos, su peinado y sus espectaculares divorcios, además de un programa de televisión donde se hizo célebre por despedir empleados.

Para todos los problemas complejos del mundo, Trump ofrece soluciones simples, como su idea de construir un gigantesco muro en la frontera con México.

Con el mismo impulso, habla de expulsar de Estados Unidos a 11 millones de inmigrantes clandestinos.

En 1971 asumió el control de la empresa de su padre.

Para la algarabía de sus seguidores, Trump se presenta como el salvador de un país que considera moribundo y que se convirtió en un hazmerreír.

Trump fue un demócrata hasta 1987 (republicano 1987-1999), luego miembro del Partido Reformista (1999-2001), demócrata nuevamente (2001-2009) para retornar al Partido Republicano.

Financió su campaña en las elecciones primarias de su propio bolsillo y para sus seguidores –que le entregaron la nominación– les parece un hombre incorruptible, comparado a otros políticos.

Lee también

Comentarios