Lo más visto

Trump insiste en atizar tensión con Corea del Norte

El Gobierno norcoreano dijo que “solo la fuerza absoluta” funcionará con el presidente de EUA.
Enlace copiado
Enlace copiado
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el jefe del Pentágono añadieron ayer nuevas advertencias a sus amenazas de “fuego y furia” contra Corea del Norte, mientras que el secretario de Estado, Rex Tillerson, rebajó el riesgo de una escalada nuclear.

La tensión, motivada después de que medios estadounidenses revelaron que los servicios de inteligencia de Estados Unidos consideran que el régimen de Pyongyang ha conseguido una ojiva nuclear que puede montar en un misil intercontinental, se mantiene con nuevos cruces entre Washington y Pyongyang.

En la red social de Twitter, Trump afirmó ayer: “Mi primera orden como presidente fue renovar y modernizar nuestro arsenal nuclear. Ahora es más poderoso y fuerte que nunca antes”. Siempre a través de tuits, agregó: “Esperemos que nunca tengamos que usar este poder (nuclear), pero nunca ha habido un momento en que no hayamos sido la nación más poderosa del mundo”.

Luego, el Gobierno norcoreano respondió. “Parece que el diálogo no es posible con un hombre así de insensato y solo la fuerza absoluta puede funcionar con él”, indicó el general Kim Rak Gyomm, comandante de la Fuerza Estratégica del Ejército Popular de Corea, en un comunicado reproducido por la agencia de noticias estatal KCNA.

El general añadió que Pyongyang está dispuesto a lanzar misiles tipo Hwasong-12 con capacidad para sobrevolar Japón y alcanzar el mar a 30 o 40 kilómetros del territorio estadounidense de Guam.

Esas declaraciones de Trump se suman a su advertencia del martes, sobre que el régimen de Kim Jong-un se enfrentará a “fuego y furia” si continúa sus “amenazas”, realizadas en lo que va del año en forma de 14 ensayos de misiles, dos de ellos candidatos serios a ser misiles intercontinentales que pueden impactar en territorio estadounidense.

El jefe del Pentágono, James Mattis, aseveró en un comunicado que si Pyongyang ejecuta amenazas de este tipo o toma “consideraciones” equivocadas se arriesga “a su fin, al de su régimen y a la destrucción de su pueblo”.

En el duro mensaje, Mattis reafirma el compromiso de Washington y sus aliados de defenderse, subraya el énfasis a la disuasión nuclear y recuerda que Corea del Norte está “extremadamente superada” militarmente por Estados Unidos y perdería “toda carrera armamentística o conflicto”.
 

Lee también

Comentarios