Un muerto en disturbios por ley

Una protesta después de la aprobación de una ley que permite la reelección terminó con una muerte y decenas de detenidos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Un hombre de 25 años murió y decenas de personas estaban detenidas ayer tras los graves desórdenes del viernes en Paraguay, después de que los senadores aprobaron una polémica enmienda constitucional que permitiría la reelección presidencial en un país donde ya hubo una dictadura.

La fiscal Raquel Fernández confirmó ayer la muerte de Rodrigo Quintana, dirigente juvenil del Partido Liberal Radical Auténtico, el principal grupo de la oposición.

Quintana murió durante la madrugada en el interior del edificio del partido, que se encuentra alejado del Congreso, donde tuvieron lugar los principales desmanes.

El comisario Gustavo Sotelo, comandante de la Policía Nacional, dijo en conferencia de prensa el sábado que a través del video de seguridad, el agente antimotines Gustavo Florentín fue identificado como el responsable de la muerte de Quintana, y ya está detenido.

En tanto, el comisario Abel Cañete dijo que el suboficial Florentín confesó haber sido el autor del disparo contra Quintana.

Aníbal Filártiga, director del hospital público donde fue atendido el dirigente juvenil, informó que Quintana recibió ocho balazos “pero murió por uno en la cabeza”.

La fiscalía entregó a los periodistas una copia de la grabación del circuito cerrado de televisión mostrando el momento en que los policías ingresaron con violencia a la sede del Partido Liberal.

El presidente de Paraguay destituyó al ministro del Interior y a un mando policial a raíz de la muerte del militante opositor, tras las violentas protestas.

Lee también

Comentarios

Newsletter