Lo más visto

Un triste "Día de Gracias" para familia víctima de narcotraficantes

Las familias numerosas son la norma en estas comunidades, algunas son polígamas; pero la reunión fue más pequeña este año.

Enlace copiado
Muerte.  Alex LeBarón es un activista de la familia y documentó todo el atentado en contra de sus nueve parientes el pasado 4 de noviembre.

Muerte. Alex LeBarón es un activista de la familia y documentó todo el atentado en contra de sus nueve parientes el pasado 4 de noviembre.

Enlace copiado

El Día de Acción de Gracias llegó con una sensación de pérdida, pero también con un sentimiento de solidaridad, en las comunidades mexicano-estadounidenses del norte de México, casi cuatro semanas después de que nueve de sus integrantes fueran asesinados por miembros de un cártel de narcotráfico. Las familias extendidas se reunieron el jueves para la cena tradicional en la colonia LeBarón, en el estado norteño de Chihuahua, colindante con La Mora, Sonora, en donde tres mujeres y seis niños murieron en la emboscada del 4 de noviembre.

Lenzo Widmar, quien perdió a una prima y una amiga de la infancia en la masacre, dijo que este Día de Acción de Gracias lo hizo reflexionar más sobre cómo lograr la paz.

"Creo que cuando nuestra mesa se desborda, no debemos construir un muro alrededor de ella. Debemos construir una mesa más grande", dijo Widmar en entrevista telefónica.

"He hablado con algunas de estas personas directamente, muchas de las personas que están involucradas en el crimen organizado. No era su sueño convertirse en mafioso o sicario", agregó. "No justifico sus acciones al decir esto, pero sus oportunidades eran tan limitadas que fueron atraídos a cometer un crimen para mantenerse, o para cubrir sus deseos y necesidades".

Widmar, de 43 años, nació y fue criado en la colonia LeBarón, en donde crían ganado y cultivan nueces. Había unas 15 personas en su casa para la cena del jueves.

La comunidad es parte de la tradición mormona, pero sus residentes no están afiliados a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Llevan décadas en México y muchos nacieron aquí.

La cosecha del nogal acaba de empezar, así que el pay de nuez sin duda es parte del tradicional menú.

"En casi todas las casas ves pan de plátano con nuez o pay de nuez", dijo Alex LeBarón, quien también perdió a familiares en el ataque.

Nacido en México de madre mexicana, LeBarón dijo que hay algunos toques locales en la cena en casa de su hermana, en donde unas tres docenas de personas se reúnen para comer tacos de "brisket" (un platillo preparado con carne de res) con salsas mexicanas. Pero los asesinatos siembran miedo e incertidumbre en las comunidades.

"Está terriblemente silencioso. Normalmente escuchas ruido por aquí", dijo LeBarón de la pequeña comunidad agrícola. "Se siente medio solitario. Pienso mucho en la gente que decidió pasar el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos".

"Las casas que suelen estar llenas con 80 ó 90 familiares, algunas de ellas sólo tienen 20 ó 30", dijo Widmar. La realidad es que aquí el ambiente está un poco apagado, pero todavía seguimos, todavía nos esforzamos".

Los campesinos están acostumbrados a los cambios y retos. Hace décadas comenzaron a plantar nogales y, hace unos 10 años la familia de Widmar cambió por completo esta práctica.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines