Lo más visto

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Tradicionalmente, el discurso de la primera dama -o de la aspirante a ello- está sobre todo centrado en mostrar la faceta más humana del candidato presidencial y, una vez más, Michelle Obama no dudó la noche del martes en hacerlo.
Enlace copiado
Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Una emocional Michelle Obama pide cuatro años más para su marido

Enlace copiado
La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, aseguró hoy que su marido y presidente, Barack Obama, comprende mejor que nadie por sus orígenes los apuros por los que pasan los estadounidenses hoy en día y, en un emocional discurso en Charlotte, pidió cuatro años más para su esposo.

"Barack fue criado por una madre soltera que luchaba para pagar sus cuentas, y por abuelos que le echaban una mano cuando necesitaba ayuda", recordó la primera dama en el discurso que este martes cerró la primera jornada de convención demócrata en Charlotte, Carolina del Norte.

"Barack y yo fuimos educados por familias que no tenían mucho dinero ni posesiones materiales, pero que nos dieron algo mucho más valioso: su amor incondicional, su sacrificio decidido y la posibilidad de llegar a lugares que ellos nunca imaginaron para sí", agregó en defensa del "sueño americano" que afirmó encarna el candidato demócrata.

"Así que cuando se trata de reconstruir nuestra economía, Barack está pensando en gente como mi padre y como su abuela", agregó entre aplausos.

"Porque Barack sabe lo que significa cuando una familia tiene que luchar (...) conoce el sueño americano porque lo ha vivido y quiere que todos en este país tengan la misma oportunidad, sin importar quiénes seamos, de dónde vengamos o cuál sea nuestro aspecto, o a quién amemos", subrayó en un guiño a parejas homosexuales y a las minorías raciales que masivamente lo apoyaron cuatro años atrás.

Tradicionalmente, el discurso de la primera dama -o de la aspirante a ello- está sobre todo centrado en mostrar la faceta más humana del candidato presidencial y, una vez más, Michelle Obama no dudó la noche del martes en hacerlo.

Justo una semana antes, igual tarea había tenido en la Convención Republicana Ann Romney, con el deber añadido de tratar de "humanizar" a su marido y candidato conservador, Mitt, cuya "frialdad" coinciden los analistas sigue sin convencer a parte de su electorado.

Michelle Obama no ahorró en claras alusiones de contraste a los momentos más íntimos expresados por la esposa del rival candidato siete días atrás, cuando Ann Romney habló de las dificultades iniciales que como joven pareja y padres de familia numerosa vivió junto a su marido de más de cuatro décadas y actual multimillonario.

"Amaba a Barack por ser como es. Incluso cuando Barack era senador y un candidato presidencial, seguía siendo para mí el tipo que me recogía en nuestras primeras citas en un coche que estaba tan oxidado que podía ver el asfalto de la carretera por un agujero en la puerta del pasajero", relató hoy Michelle.

"Era el tipo que de la posesión que más se enorgullecía era una mesita de café que se encontró en un contenedor, y cuyo único par de zapatos decentes eran media talla demasiado pequeños", agregó.

Una semana antes, Ann Romney había asegurado que 42 años más tarde, seguía enamorada de "ese chico al que conocí en un baile de la escuela" y recordaba que por falta de recursos al comienzo de su matrimonio se alimentaban a base de "mucha pasta y atún".
"Éramos tan jóvenes, estábamos tan enamorados... y tan endeudados", contrapuso hoy Michelle Obama.

"Barack Obama sigue siendo el mismo hombre del que me enamoré (...) sigue siendo el mismo que comenzó su carrera rechazando empleos muy bien pagados para trabajar en vecindarios complicados donde había cerrado una fábrica de acero, luchando por reconstruir esas comunidades y lograr que la gente volviera a trabajar", aseveró.

"Porque para Barack, el éxito no se mide en función de cuánto dinero uno amasa, sino que en función de la diferencia que se logra marcar en la vida de las personas", añadió entre ovaciones.

Dos décadas más tarde, "ese es el hombre que veo en esos momentos tranquilos a altas horas de la noche cuando, encorvado sobre su mesa, devora esas cartas que la gente le envía", continuó en referencia a las constantes declaraciones de la Casa Blanca acerca de que Obama pide cada noche leer cartas en las que ciudadanos le cuentan sus problemas para recuperarse de la situación económica del país.

Para revivir ese "sueño americano", continuó Michelle Obama, "tenemos que trabajar como nunca antes y, una vez más, tenemos que unirnos detrás del hombre en quien podemos confiar que seguirá haciendo avanzar a este gran país, mi esposo, nuestro presidente, Barack Obama", concluyó entre nuevas ovaciones.

Tags:

  • michelle obama
  • convención demócrata
  • democratas
  • elecciones
  • estados unidos
  • eua

Lee también

Comentarios