Lo más visto

Venezolanos congestionan frontera con Colombia

Desde muy temprano miles de ciudadanos trataron de evadir los controles migratorios.
Enlace copiado
Miles de venezolanos intentan pasar el puente Simón Bolívar en la frontera entre Venezuela y Colombia en busca de alimento o mudarse de país.

Miles de venezolanos intentan pasar el puente Simón Bolívar en la frontera entre Venezuela y Colombia en busca de alimento o mudarse de país.

Enlace copiado

Miles de venezolanos que intentaron entrar a Colombia por el paso fronterizo de Cúcuta vivieron momentos de tensión en el puente internacional Simón Bolívar, donde comenzaron a regir nuevos controles de acceso. La multitud, que desde temprano esperó bajo un sol inclemente que las autoridades colombianas revisaran sus documentos, intentó saltarse las vallas metálicas, lo que propició la intervención policial. A media mañana, los cierres se hicieron intermitentes en la zona.

Los agentes que habitualmente supervisan el paso fronterizo junto con funcionarios de migración recibieron el apoyo del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la policía colombiana e incluso fueron movilizadas tanquetas para controlar la situación.

El viejo puente Simón Bolívar, que une San Antonio del Táchira con Cúcuta, estuvo copado de venezolanos que buscaban salir, algunos para comprar comida en Colombia y otros con maletas de grandes dimensiones, síntoma de que se marchan definitivamente.

Una de las personas que cruzó fue la venezolana Mabel Revillas, quien explicó que debió esperar cuatro horas para poder entrar a Colombia. “Habitualmente cruzo la frontera, pero ahora está mucho más complicado”, agregó Revillas, propietaria de una tienda de artesanías que pasa con frecuencia a Colombia en busca de alimentos. Afirmó que “la situación está terrible porque normalmente no hay tanta congestión”.

Diariamente cruzan a Colombia por el puente 37,000 personas, aproximadamente, pero el endurecimiento de los controles ha formado el taponamiento, para muchos insuperable, puesto que los pasaportes venezolanos cada vez son menos.

Entre las medidas que adoptó el presidente Juan Manuel Santos está la suspensión de emisiones de Tarjetas de Movilidad Fronteriza, usadas por los ciudadanos de regiones de frontera para cruzar.

Revillas refirió que algunos de los vecinos de la zona que intentaron entrar a Colombia con la Tarjeta de Movilidad Fronteriza no pudieron hacerlo, porque la tenían vencida.

Hasta la decisión que tomó Santos, que también incluye el sellado obligatorio del pasaporte, el paso por ese punto limítrofe estaba muy supervisado; no obstante, era frecuente que muchos de sus ciudadanos lo cruzaran sin mostrar identificación en ninguno de los dos lados.

El desorden en esta jornada fue total, por lo que la frontera marcada con vallas en medio de un puente para vehículos, que ningún automóvil puede pasar desde hace dos años, fue sobrepasada. Las autoridades colombianas montaron un segundo perímetro para descongestionar el viejo puente.

Muchos de quienes estaban detrás de las vallas intentaron traspasarlo como podían para acortar la espera en medio de la multitud bajo el duro sol.

Diputados de la Asamblea Nacional pidieron al Gobierno colombiano que las medidas anunciadas permitan dar asistencia a miles de venezolanos. “Que se active un corredor humanitario en la frontera. No vamos a descansar ni en Táchira ni en Caracas para insistir en que se monten campamentos como paliativos a esta emergencia que vivimos por los caprichos de un Gobierno que se alejó de la Constitución”, dijo la legisladora Gaby Arellano.

Ayer el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aseguró que las medidas adoptadas por su Gobierno por el éxodo de ciudadanos venezolanos a Colombia ya están en pleno funcionamiento.

Así lo aseguró antes de hacer un recorrido a pie por el puente José Antonio Páez, situado sobre el río Arauca, en la frontera de Colombia con Venezuela, en donde reiteró su llamado para que los venezolanos sean recibidos generosamente en el país.

El recorrido lo hizo el jefe de Estado luego de encabezar un consejo de seguridad en Arauca, capital del departamento del mismo nombre, en donde analizó la situación del orden público del país.

Santos reiteró que esos controles son para dar orden al ingreso creciente de ciudadanos venezolanos. “Estos controles dan orden y control. Esto beneficia a nacionales y extranjeros”, apostilló.

El presidente dijo que se creó el Grupo Especial Migratorio (GEM), para reforzar el control y la seguridad en la frontera y además ayudará a garantizar el respeto del espacio público.

Como parte de las nuevas medidas, el Gobierno colombiano expedirá un documento que les permitirá a los venezolanos acceder a ciertos servicios del Estado. Asimismo, Santos reiteró su pedido en el sentido de que todos los colombianos deben recibir a los venezolanos con generosidad.

1.6
 millones de tarjetas temporales fueron emitidas por el Gobierno colombiano para el control.

3,000
 soldados y policías controlan las fronteras entre Venezuela y Colombia para evitar problemas.

 Xenofobia
Colombia busca combatir xenofobia y el Gobierno adoptó una serie de medidas para facilitar la estadía de decenas de miles de venezolanos.

Lee también

Comentarios