Lo más visto

Venezolanos se agolpan a fronteras de Colombia y Ecuador

La crisis económica, política y social empuja a estas personas a salir de su país.
Enlace copiado
Enlace copiado
Cientos de venezolanos portando tan solo maletas de mano hacen largas filas frente a los puestos migratorios para intentar ingresar a Ecuador, donde esta semana se aumentó la cantidad de ventanillas para atender la creciente demanda.

La jefa de la Unidad de Control Migratorio de Rumichaca en la frontera con Colombia, Gladys Yambay, dijo a The Associated Press: “Estamos con 14 ventanillas. Nos tocó aumentar por la situación presentada en este punto de control. Antes teníamos 10 ventanillas”.

Agregó que la mayoría de quienes ingresa a Ecuador a través de ese puesto fronterizo son venezolanos.

Según la misión Scalabriniana, una organización de protección de los derechos de los inmigrantes, “el flujo migratorio de personas venezolanas ha incrementado considerablemente” y “entre 300 a 400 personas diarias” se presentan al control migratorio de Rumichaca.

Organizaciones de derechos humanos estiman que en los últimos cinco años cerca de 28,000 venezolanos ingresaron a Ecuador y no registraron su salida del país.

Además, el Gobierno de Colombia anunció ayer que otorgará un permiso especial que permitirá regularizar la situación migratoria de alrededor de 200,000 venezolanos en el país.

El director general de Migración de Colombia, Christian Krüger, explicó en una conferencia de prensa que se otorgará un permiso especial de permanencia por 90 días, prorrogable hasta por dos años.

“Lo que buscamos con la medida el día de hoy es regularizar una parte de esta población que hoy se encuentra en condición irregular”, indicó el funcionario.

El Permiso Especial de Permanencia (PEP) será otorgado a los venezolanos que hayan ingresado al país hasta el 25 de julio, fecha en la que la canciller colombiana, María Ángela Holguín, firmó una resolución que entró en vigor desde ayer.

“Estamos hablando de una decisión que se está tomando para más de 200,000 personas”, agregó Krüger. Las vías de entrada mostraban largas filas.

Lee también

Comentarios