Violencia en Nicaragua: Periodista hacía una transmisión en vivo cuando recibió un disparo en la cabeza (+VIDEO)

El periodista cubría los disturbios en Nicaragua cuando grabó su propia muerte. Organismos humanitarios registran más de 25 muertos por la represión a las protestas en contra de las reformas del Gobierno de Daniel Ortega a la contribución al Seguro Social y otros cambios.  

Enlace copiado
El periodista reportaba en vivo e incluso entrevistaba personas.

El periodista reportaba en vivo e incluso entrevistaba personas.

Enlace copiado

 

 

Organismos humanitarios en Nicaragua han documentado que la violencia continúa ahora con 25 muertos, entre ellos el periodista Ángel Gaona, quien grabó su propia muerte ya que transmitía en vivo los disturbios cuando recibió un disparo en la cabeza. En ese momento la cámara cae al suelo y se escuchan los gritos desesperados de los testigos de la ola de violencia en el vecino país, que siguen desde el pasado miércoles.  

El no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, distribuyó una lista de 25 personas que han podido confirmar con nombres y apellidos, que han muerto en las revueltas en todo el país.

Minutos después de que el Cenidh diera a conocer la información, desde Bluefields, capital del Caribe Sur, donde habían iniciado las protestas la tarde del sábado, se conoció de la muerte del Ángel Gaona, quien transmitía en vivo una la violencia en las calles a través de Facebook y cayó al suelo producto de un disparo. La también periodista Ileana Lacayo, informaba que Gaona, murió antes de llegar a un centro asistencial.

 

Ortega envía un mensaje pero provoca más protestas


El viernes por la noche, después de conocer llamados de la ONU, Amnistía Internacional y la OEA a respetar las protestas y acabar con la violencia estatal, la vocera del gobierno Rosario Murillo, anunció que el presidente Daniel Ortega estaba dispuesto a dialogar las reformas y eso cesó un poco las protestas. Sin embargo, horas después en la madrugada del sábado, el gobierno envió tropas del Ejército a la ciudad de Estelí al Norte de Managua, convertida en uno de los focos de las protestas.


Las tropas entraron como apoyo a la policía y replegaron a los manifestantes. Medios locales afines al gobierno, mostraron imágenes de militares armados patrullando el centro de la ciudad e indicaron que resguardaban objetivos estatales, después que se dieran quemas de edificios públicos.


La Conferencia Episcopal de Nicaragua emitió durante la madrugada del sábado un comunicado condenado la represión contra los manifestantes y exigió al gobierno derogar las reformas al Seguro Social que iniciaron las protestas.


“Exhortamos a las autoridades del país a escuchar el grito de los jóvenes nicaragüenses y la voz de otros sectores que se han pronunciado al respecto de las reformas y derogarlas”, se lee en el comunicado de los obispos.

El presidente nicaragüense aceptó iniciar un diálogo con el sector privado para revisar las reformas al seguro social, que han provocado manifestaciones por cuatro días consecutivos entre quienes las rechazan y las apoyan.


El anuncio del gobernante en cadena nacional causó una nueva ola de violencia en las calles de diferentes zonas del país, ya que limitó el diálogo únicamente con el sector empresarial y no a otros sectores sociales; y acusó a los manifestantes en su mayoría jóvenes estudiantes universitarios, de no saber las razones por las que luchan debido a que están manipulados por sectores políticos que no identificó.


“Esto que está aconteciendo en nuestro país, no tiene nombre, los muchachos que ni siquiera saben el partido que los están manipulando, porque eso se puede hacer a través de las redes (sociales) y les hacen creer que lo que se está haciendo es malo en contra de los asegurados”, añadió Ortega.


“Incorporan a pandilleros a las protestas de los muchachos y criminalizan las protestas; por eso los ponen en riesgo”, sostuvo el gobernante, que no había aparecido en público durante los primeros tres días de manifestaciones.


El discurso provocó que miles de personas salieran nuevamente a las calles en Managua, León, Matagalpa, Masaya, Granada, Carazo y Estelí, regiones que han estado en permanente manifestación en contra de las reformas.

Hasta en la noche del viernes, Murillo afirmó que los muertos eran nueve, pero un conteo de organismos de derechos humanos que siguen las protestas, cuentan al menos 25 muertes.

Trascienden las demandas de la población


“Estamos en las calles pidiendo la salida de Ortega y su esposa, ya esto trascendió el tema del Seguro Social, aquí ha habido muertos, heridos y ni quiera pide perdón por sus muertes ni por la represión salvaje contra la población, esto es una dictadura sangrienta que debemos sacar (del poder)”, dijo Mauri Hernández, una de las miles de manifestantes que está en la rotonda de la Centroamérica en el centro de la capital.


El Consejo Superior de la Empresa Privada emitió un comunicado el sábado condicionando el diálogo que ha aceptado Ortega al cese de la represión, la liberación de ciudadanos y el respeto a la libertad de expresión, mientras el gobierno mantiene fuera del aire al canal privado 100%Noticias por transmitir las protestas.


“No podemos ir a un diálogo si no se cumplen estas mínimas condiciones para establecerlo”, se señaló en el comunicado.


Los choques violentos entre estudiantes y policías, se mantienen en la Universidad Politécnica de Nicaragua, uno de los bastiones más fuertes de los protestantes.
“Estamos firmes, no nos van a cansar, aquí daremos el todo, hasta que el gobierno entienda que no va a seguir haciendo lo que le dé la gana”, dijo a la AP vía telefónica desde el interior, Lombardo Ruiz Picado, uno de los líderes de los jóvenes.


Las nuevas medidas establecen que el pago que realizan los trabajadores al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) pasa de 6,25% a 7 % a partir del 1 de julio próximo. Desde esa misma fecha, la cuota de la patronal pasará del 19% al 21 %, y subirá 1 punto porcentual más a partir del 1 de enero de 2019 y 0,5 puntos porcentuales a partir de 2020, hasta alcanzar un 22,5 %.

Adicionalmente se estableció la cotización perpetua, ya que los jubilados aportarán un 5% de la pensión en concepto de cobertura de enfermedades.

Tags:

Lee también

Comentarios