Lo más visto

“¡Viólennos aquí, delante de todos. Vengan!”: Las razones del amotinamiento en Hogar Seguro

Las explicaciones que el Gobierno de Guatemala ha dado al incendio ocurrido ayer en el albergue Hogar Seguro Virgen de la Asunción parecen esconder una historia de abusos sexuales y violaciones en contra de las jóvenes que ahí residían.
Enlace copiado
“¡Viólennos aquí, delante de todos. Vengan!”: Las razones del amotinamiento en Hogar Seguro

“¡Viólennos aquí, delante de todos. Vengan!”: Las razones del amotinamiento en Hogar Seguro

Enlace copiado
“Se quejaron de la alimentación, que además de escasa es de mala calidad. Los grandes también tenían el control y agredían constantemente a las menores”. Esas fueron las declaraciones del procurador de Derechos Humanos de Guatemala, Jorge Eduardo De León, en referencia al incendio ocurrido ayer por la mañana en el albergue Hogar Seguro Virgen de la Asunción, donde, hasta el momento, se han reportado 32 niñas calcinadas, además de muchas más con quemaduras de segundo y tercer grado.

El suceso se dio, según los informes oficiales, cuando se prendió fuego a las colchonetas del sector de las mujeres. Las llamas se propagaron con rapidez por dos residencias, provocando los estragos y muertes antes mencionados. Sin embargo, según medios guatemaltecos como Prensa Libre, así como también la página Nómada.gt, aseguran que las versiones oficiales esconden un historial de violaciones y abusos sexuales que derivaron en lo sucedió ayer.

Lo que parece, contra lo que podría ser

“Los adolescentes estaban sancionados por extorsión. Las niñas tenían objetos punzocortantes escondidos en el pelo. Agotamos el diálogo con las niñas. No podíamos aceptar un informe que dice que ese lugar es un gallinero en donde se tortura a los niños. No hubo negligencia. El Presidente no vino a participar en la conferencia porque está atendiendo asuntos urgentes de la nación”. Esas fueron las palabras de Carlos Rodas, secretario de Bienestar Social de Guatemala, quien dio una conferencia de prensa rodeado de Anabella Morfín, Procuradora General de la Nación; Julio Aguilar, vocero de la PNC; Víctor Godoy, comisionado de Derechos Humanos; y el vocero de la presidencia, Heinz Heinmann.



Sin embargo, los residentes cercanos al albergue, el cual se ubica a 6 kilómetros del inicio de la Carretera hacia El Salvador, una de las zonas residenciales más exclusivas de la Ciudad de Guatemala, en el municipio de San José Pinula, aseguran que el motín provocado por las niñas no se debía a quejas por la alimentación, sino a situaciones más oscuras. Una vecina del lugar relató a Nómada.gt que escuchó a las niñas gritar y tirar piedras a sus maestros y policías. “Viólennos aquí, delante de todos. Vengan a violarnos pues, si eso quieren otra vez”, aseguró que gritaban las menores, cuando los encargados del albergue intentaban acercarse.

Lea también: Aumenta a 32 número de muertas por motín e incendio en albergue juvenil de Guatemala

 “Ésta fue una rebelión de niñas. Cualquiera que viva aquí cerca sabe que esto es un infierno”, declaró la testigo. De igual forma, otros residentes que se acercaron al lugar al momento de los hechos describieron que varios trabajadores salían constantemente para tomar nota de quienes buscaban a las niñas albergadas. “Ayer me dijeron que ya hoy la visita iba a ser normal y cuando venía en el bus escucho que las quemaron”, declaró a Nómada.gt una de las encargadas que se disponía a visitar a una de las víctimas este día, aclarando que todavía sigue sin recibir explicaciones sobre lo sucedido.

Otros testigos relataron a la prensa que los gritos eran “aterradores” y que los cuerpos de seguridad y los maestros “más parecían agredir a las niñas que intentar ayudarlas”. “No entiendo porqué le llaman ‘Hogar Seguro’, si de ‘Seguro’ no tiene nada. Acá siempre han pasado cosas raras, cosas que nadie quiere contar. Lo de hoy (ayer) es solo el resultado de tantas violaciones de antes”, declaró un testigo.



Una historia con antecedentes claros
Sin embargo, las historias y relatos sobre posibles violaciones y abusos sexuales no son especulación de vecinos o residentes del lugar. También la prensa guatemalteca tenía reportes de casos en concreto dentro del lugar. Uno de ellos sucedió el pasado año 2016, el cual fue retomado por periódico “Plaza Pública”. Ahí se dio a conocer el caso de Edgar Rolando Diéguez Ispache, maestro del albergue, quien amenazaba a sus alumnas. “Ustedes no salen de aquí hasta que me hagan sexo oral”, ordenaba Diéguez Ispache a los estudiantes de 12 y 13 años de edad, cuando éstos pretendían salir del salón en el que recibían los cursos de quinto y sexto primaria. Ninguno logró salir ni evitar el abuso sexual, según ese reportaje.

Lea también: Muñecas sobre carbón evocan a niñas muertas en Guatemala para pedir justicia

Otro de los casos, siempre expuestos por la prensa, fue el de José Roberto Arias Pérez, albañil del albergue, quien violó a una niña con retraso mental. También se conoció el caso de otro trabajador, conocido como Joseph,quien obligaba a las niñas a tener relaciones sexuales con él y las sacaba del hogar. Así, caso por caso, la lista de violaciones ocultas en Hogar Seguro se amplía cada vez más. Actualmente, Diéguez Ispache está en juicio. Arias Pérez fue condenado a 8 años de prisión, pero Joseph probablemente todavía trabaja en el Hogar Seguro, según medios locales.

Cierre de puertas
Desde la publicación de estos reportajes, Hogar Seguro cerró sus puertas a la prensa, impidiendo su ingreso y negándose a dar declaraciones ante los miles de casos de supuestas violaciones que constantemente llegan a oídos de la prensa y que, al parecer, el Ministerio Público de Guatemala se esfuerza por evitar que salgan a la luz. Incluso, tras el incendio de ayer, el lugar mantiene sus puertas cerradas a la prensa, la cual obtuvo fotografías gracias a un fotógrafo que ingresó dentro de una ambulancia.


Fotos: Agencias.

Tags:

  • hogar seguro
  • guatemala
  • niñas calcinadas
  • abuso sexual
  • violaciones

Lee también

Comentarios