WikiTRIBUNE, iniciativa ciudadana contra noticias falsas

La expresión “hechos alternativos”, original de una consejera de Trump, fue la chispa que ayudó a poner en marcha esta iniciativa.
Enlace copiado
WikiTRIBUNE, iniciativa ciudadana contra noticias falsas

WikiTRIBUNE, iniciativa ciudadana contra noticias falsas

Enlace copiado

La juramentación de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos en enero de este año atizó un debate sobre el número de personas que llegaron a presenciar ese acto: que si con Barack Obama llegaron más, que si llegaron menos, que si era igual. Los medios de comunicación mostraron fotos en las que se pudo apreciar que, en efecto, había pocas personas en el evento de Trump en comparación con otras juramentaciones, pero su equipo de comunicaciones defendió exactamente lo contrario: Sean Spicer, en ese entonces secretario de prensa, insistió en que era una gran multitud, mayor a lo que se había registrado.

El periodista de NBC, Chuck Todd, entrevistó sobre las aseveraciones de Spicer a la consejera del presidente, Kellyanne Conway. “Spicer lo que hizo fue presentar hechos alternativos”, respondió la consejera. Sus palabras le dieron la vuelta al mundo.

Según el sitio de noticias Wired, esa expresión de Conway, “hechos alternativos”, inspiró la creación de un proyecto conjunto entre periodistas y ciudadanos ansiosos de proveer información confiable, verificada, que ha superado todos los filtros. El proyecto es WikiTRIBUNE.

El piloto (prueba) de esta fuente de noticias ya se puede consultar. “Para triunfar en un ambiente mediático cada vez más polarizado, WikiTRIBUNE pretende adherirse a los más altos estándares de conducta periodística y presentar un punto de vista neutral”, indica el sitio oficial.

El fundador es Jimmy Wales, que también fue de los creadores de Wikipedia. Aunque no son sitios vinculados entre sí —excepto por el ingenio de Wales—, en realidad el modelo de Wikipedia fue el punto de partida. Esta enciclopedia en línea se nutre de lo que aportan los usuarios y también aplica las correcciones que hacen otros miembros de la comunidad. El acceso es gratuito.

De acuerdo con la descripción que hace la cadena británica BBC, esta nueva aventura en medios recibe los artículos de los periodistas colaboradores y de ahí los usuarios voluntarios comprueban la información (el famoso fact-check). Es decir, la harán de editores.

Otra novedad es que WikiTRIBUNE no tendrá publicidad, pagará a los escritores —cosa que Wikipedia no hace— y rendirá cuentas, según la BBC.

“Vivimos en un mundo en el que la gente está muy preocupada de asegurarse de obtener información de calidad basada en hechos, así que habrá demanda para esto”, comentó Wales en su entrevista con BBC.

El instituto Poynter, con sede en Florida y una organización líder en periodismo, también destacó que ya WikiTRIBUNE tiene siete periodistas a tiempo completo. Han hablado de la crisis de los rohinyás, la crisis de Cataluña, entre otras notas. En una entrevista con Poynter, Wales comentó: “Hay mucha gente sensible en el mundo. Gente a quien sí les parece la idea de tener información neutral, de alta calidad y están dispuestos a trabajar por defender eso”.

Lee también

Comentarios

Newsletter