Lo más visto

Más de Internacionales

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

El funcionario de la cancillería israelí a cargo de México, Centroamérica y el Caribe visitó el país y repasó temas como las elecciones y la relación con la región.
Enlace copiado
“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

“Israel tiene una deuda con Latinoamérica”

Enlace copiado
L ior Haiat, funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, visitó recientemente El Salvador y Honduras, su segunda gira por la región desde que llegó a su actual posición. Su objetivo, aseguró, era “conocer de primera mano” los países con los cuales Israel tiene relaciones diplomáticas, así como las necesidades que tienen las embajadas y saludar a los amigos de su país.

Israel acaba de pasar un proceso electoral. ¿Cómo deberíamos en Centroamérica interpretar los resultados electorales?

Primero, lo más importante en el proceso electoral es que la fuerza de la democracia sigue dando frutos. Hay un proceso democrático, resultado del sistema democrático de Israel. Desde el punto de vista israelí, un hecho muy importante fue la participación ciudadana en esas elecciones de casi 72 % de los votantes y es la cifra más alta en los últimos procesos electorales y es la primera vez en muchos años que está subiendo.

El sistema democrático israelí es muy representativo en el sentido de que cada sector de la sociedad tiene sus representantes en el parlamento y eso significa, por el otro lado, que los partidos grandes no son tan grandes. El caso actual, el partido de Benjamín Netanyahu tiene apenas un cuarto de los escaños y si llevamos los dos grandes partidos ni siquiera juntos pueden armar coalición.

Durante la campaña electoral, Netanyahu dio a entender que no compartía la idea de dos Estados, uno israelí y otro palestino. ¿Qué ocurrió realmente?

El Gobierno israelí, de hecho todos los gobiernos israelíes en los últimos 20 años, apoyamos la solución de dos Estados para dos pueblos. Eso significa la creación de un Estado palestino que viva en paz con el Estado de Israel. Es la única solución pacífica posible para el conflicto palestino-israelí. Las declaraciones de Netanyahu antes de las elecciones hablaban no desde el punto de vista de apoyar o no apoyar esa solución, sino de las posibilidades que eso pase en la realidad geopolítica en el Medio Oriente actual. El Medio Oriente está pasando una de las peores épocas de su historia, una desestabilidad increíble, donde vemos que factores islamistas, muy extremistas, representados por varias corrientes del islam, están filtrando a los poderes de los Estados, haciendo daño a los mismos países árabes. Nosotros, obviamente, tenemos mucha preocupación por lo que está pasando en Siria, en la península del Sinaí hasta la misma franja de Gaza que está controlada por una organización terrorista –Hamás.

La participación de Netanyahu en el Congreso de EUA por invitación del liderazgo republicano no gustó a la administración Obama...

Se habló muchas veces en los últimos meses del conflicto que tenemos con Estados Unidos. Pero creo que las relaciones, la amistad entre Israel y Estados Unidos, la alianza entre el Estado de Israel y el Gobierno norteamericano no depende de unas relaciones personales entre el presidente y el primer ministro. Compartimos valores, visiones con Estados Unidos, no es nada temporal ni nada personal.

¿La relación de trabajo con El Salvador y la región se mantendrá en la misma línea de los últimos años?

Yo creo que va a mejorar el proceso. Estamos en un proceso que lleva unos años y lo digo con mucha satisfacción, los que trabajamos en la cancillería en temas de América Latina tratamos desde hace muchos años de explicar a los tomadores de opinión en Israel la importancia que representa América Latina para Israel. Tanto desde el punto de vista económico, político, cultural, de cooperación. En los últimos años, especialmente el año pasado, hemos dado un gran paso. El gobierno anterior tomó una decisión histórica de mejorar las relaciones de Israel con los países latinoamericanos a través de las organizaciones regionales de integración, por eso hemos entrado como país observador a la Alianza del Pacífico, estamos viendo otros procesos similares con otras organizaciones regionales en América Latina, vamos a abrir una nueva embajada en la región, en Paraguay, y vamos a enviar más diplomáticos a las embajadas que ya tenemos. Desde ese punto de vista Israel lleva una deuda enorme con los países latinoamericanos que llevaron un rol muy importante, primero en salvar judíos durante la II Guerra Mundial y el Holocausto de manos de los nazis, dándoles visado para salir de Europa, una cosa que no ha sido fácil en esa época. Segundo, y con más importancia, el peso de los países latinoamericanos en la votación de la partición del mandato británico de 1947, que de hecho con 13 países latinoamericanos que apoyaron esa solución y de hecho dieron la posibilidad a los líderes israelíes de crear el Estado israelí que fue declarado unos meses después. Sin el apoyo de esos países latinoamericanos no hubiéramos podido construir el Estado en ese momento.

¿Cómo se interpreta desde la cancillería israelí la muerte del fiscal Alberto Nisman en Argentina?

El caso Nisman no está separado de la causa del atentado en el centro judío de la AMIA (1994) y el atentado en la embajada de Israel (1992). Participé en el vigésimo aniversario del atentado en la embajada de Israel en Buenos Aires. Creo que tanto Argentina como nosotros somos víctimas del terrorismo iraní y ambos sabemos bien quiénes son los responsables de los dos atentados. Nuestro deber es hacer todos los esfuerzos para conseguir que los responsables iraníes y libaneses de ambos atentados lleguen a juicio y paguen el precio por lo que han hecho. Es un objetivo común para Argentina e Israel.

Tags:

  • cancilleria israeli
  • lior haiat
  • ministerio de relaciones exteriores de israel
  • el salvador
  • centroamerica
  • el caribe
  • proceso democratico

Lee también

Comentarios