Último adiós al fiscal que denunció a Cristina Fernández

Decenas de personas aplaudieron desde las calles y balcones de sus casas al cortejo fúnebre con los restos del investigador que se aproximaba al Cementerio Israelita de La Tablada mientras exigían "justicia". Algunos cantaron el himno nacional y otros lloraron.
Enlace copiado

Argentinos despiden a Nisman en medio de reclamos por una "Argentina en paz"

Enlace copiado
Familiares y amigos del fiscal Alberto Nisman daban el jueves el último adiós al investigador, muerto en circunstancias que investiga la justicia pocos días después de haber denunciado a la presidenta Cristina Fernández como supuesta encubridora de los sospechosos iraníes de un atentado a un centro judío.

Decenas de personas aplaudieron desde las calles y balcones de sus casas al cortejo fúnebre con los restos del investigador que se aproximaba al Cementerio Israelita de La Tablada mientras exigían "justicia". Algunos cantaron el himno nacional y otros lloraron.

El coche fúnebre partió a primeras horas del día rodeado de una fuerte seguridad del lugar de la capital donde fueron velados los restos del fiscal hacia el cementerio entre los gritos de "¡Nisman presente!" de cientos de congregados. Los allí reunidos desde el miércoles por la noche también portaban carteles con mensajes que reclamaban justicia por la muerte del investigador, la cual ha conmocionado a la opinión pública y generado una crisis política e institucional.

Las hijas de Nisman, ambas menores de edad, escribieron un mensaje de adiós a su padre en un diario de Buenos Aires: "Papá, nosotras, tus hijas, Iara y Kala, solo necesitábamos de vos, tu presencia y compartir buenos momentos. Hoy te despedimos, sabiendo de tu dedicación al trabajo. Esperamos que ahora puedas estar en paz. Nosotras guardamos en nuestro corazón los lindos momentos vividos juntos". Hasta ahora las dos chicas no se habían expresado en público.

Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del fiscal y jueza federal, publicó a su vez otro aviso fúnebre en el que dice sentir "desconcierto" y también "profundo dolor" por las hijas de ambos. "Te despido anhelando que encuentres la paz, que tu entrega al trabajo no te permitió disfrutar en plenitud", agregó.

La justicia investiga si la muerte del fiscal fue un asesinato, un suicidio voluntario o un suicidio inducido.

Nisman, de 51 años, fue hallado sin vida el 18 de enero por su madre y sus guardaespaldas en el cuarto de baño adyacente a su dormitorio. Su fallecimiento se registró cuatro días después de que denunciara ante un juez a la presidenta Cristina Fernández por supuesto encubrimiento de un grupo de iraníes sospechosos del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994, que causó 85 muertos, y horas antes de presentarse al Congreso para dar detalles sobre la denuncia.

Diego Lagomarsino, el asesor en informática que el 17 de enero suministró a Nisman la pistola que le causó la muerte al día siguiente dijo que el fiscal le había pedido el arma para garantizar la seguridad de sus dos hijas y porque "ni siquiera confiaba" en sus guardaespaldas. Lagomarsino realizaba tareas de seguridad informática e interceptación de llamadas en la fiscalía del investigador.

La presidenta, que primero insinuó que Nisman se había suicidado y luego que fue asesinado, puso un manto de sospecha sobre Lagomarsino al señalar en una alocución televisada por cadena nacional que el experto informático es un "ferviente opositor" del gobierno, y recordó la relación de "íntima confianza" que tuvo con el fiscal.

La mandataria considera que la muerte de Nisman busca desestabilizar a su gobierno y apuntó a un ex agente de inteligencia recientemente removido, Antonio "Jaime" Stiuso.

Tags:

  • argentina
  • cristina fernandez
  • presidenta de argentina
  • fiscal alberto nisman
  • despedida
  • muerte
  • denuncia
  • iran
  • atentado judio
  • justicia
  • cortejo funebre
  • amia
  • atentado a la asociacion mutual israelita argentina
  • 1994

Lee también

Comentarios

Newsletter