LPG Datos Lo más leído

ARENA lidera intención de voto presidencial

La elección presidencial de 2019 tendrá a tres protagonistas: ARENA, el FMLN y Nayib Bukele, quien ha logrado insertarse como opción entre los desencantados de la política, en particular, los desafectos al partido de gobierno.
Enlace copiado
ARENA lidera intención de voto presidencial

ARENA lidera intención de voto presidencial

Enlace copiado

ARENA está a la cabeza en la intención de voto para elegir al próximo presidente de la república, según la encuesta más reciente realizada por LPG Datos, la unidad de investigación social de LA PRENSA GRÁFICA.

El estudio fue realizado entre el 20 y 28 de noviembre, y es representativo de toda la población salvadoreña mayor de 18 años. El tamaño de la muestra es de 1,520 personas entrevistadas cara a cara, lo que permite hacer inferencia sobre el total de la población con un +/- 2.6 % de margen de error y un nivel de confianza del 95 %.

La consulta sobre la intención de voto se hizo con una pregunta abierta, y se capturaron las respuestas espontáneas de la población. A los entrevistados se les preguntó: Si las elecciones para presidente fueran el próximo domingo, ¿por cuál partido político, movimiento o candidato votaría usted?

El 22 % respondió que votaría por ARENA, Carlos Calleja o Javier Simán; el 16 % dijo que por Nayib Bukele, Nueva Nación o Nuevas Ideas; mientras que el 10 % dijo que el FMLN o Gerson Martínez. El resto de partidos acumula solo el 3 %. Finalmente, el 35 % no respondió a la pregunta, el 12 % dijo que ninguno y el 3 % aún no sabe.

Los resultados muestran, en primer lugar, que el partido de gobierno tendrá enormes dificultades para retener el poder en 2019, ya que está en tercer lugar, por debajo de la oposición de derecha y de la candidatura en torno al alcalde de San Salvador, Nayib Bukele.

A primera vista, Bukele ha logrado abrir un tercer frente electoral en un país que suele ser bipartidista en las elecciones presidenciales, pero todo sugiere que el funcionario ha dividido al voto de izquierda y ha logrado atraer a algunos desencantados con los partidos políticos tradicionales.

El partido ARENA obtiene mayores simpatías entre las personas que viven en la región paracentral del país, las personas más jóvenes y mayores, y de nivel socioeconómico alto y bajo.

El candidato Bukele, que aún no tiene un partido con el cual competir, ha logrado establecer un fuerte bastión de simpatía en el Área Metropolitana de San Salvador, en las zonas urbanas, entre las personas más jóvenes y quienes tienen acceso a las redes sociales.

El FMLN tiene su mayor fortaleza en la región oriente del país, en las zonas rurales, entre las personas de nivel socioeconómico más bajo y quienes no tiene acceso a las redes sociales.

Luego de consultar la intención de voto, se preguntó a las personas por qué ha tomado esa decisión; en primer lugar, la gente opta por el partido, movimiento o candidato que le muestre resultados. Luego, entre las personas inclinadas hacia ARENA sigue teniendo peso el factor ideológico y la esperanza de que haya cambios. En aquellos inclinados hacia el FMLN pesan los beneficios que brinda el partido a través del Estado (“ayuda a la gente”) y la ideología. Los propensos a votar por Bukele dicen que creen en sus propuestas y tiene la esperanza de que traerá cambios.

La idea de cambio, al igual que en 2009, tendrá mucho peso en las elecciones de 2019, ya que en este momento el 73 % de los salvadoreños opina que lo más conveniente para el país es que haya cambio de partido en el gobierno.

A los entrevistados se preguntó, también, quién de los precandidatos conocidos hasta el momento sería el mejor presidente. El 23 % respondió que Nayib Bukele, 12 % dijo que Carlos Calleja, mientras que 3 % mencionó a Javier Simán. Esta información nos muestra varias cosas: Bukele es la figura más atractiva en este momento, Carlos Calleja es quien atrae más adeptos en ARENA, mientras que el FMLN carece de una figura atractiva.

Ahora bien, ¿por qué ARENA está adelante en intención de voto? La respuesta es sencilla: los salvadoreños no deciden por quién votar basados solo en la figura del candidato; también cuenta la simpatía partidaria, la identidad ideológica y las propuestas.

Mucha de la simpatía hacia Bukele, por otra parte, está entre los apáticos hacia la política, y este segmento es el más difícil de llevar a las urnas y convertirlo en un voto efectivo.

ARENA lidera intención de voto presidencial

 

Lee también

Comentarios

Newsletter