Lo más visto

El Salvador se muestra optimista

La mayoría de salvadoreños opina que el país va por el rumbo correcto, lo cual representa un cambio anímico amplio con respecto a hace tres meses. Los inicios de la gestiones de los expresidentes Saca y Funes también generaron optimismo, aunque no en ese nivel.

Enlace copiado
Enlace copiado

El 41.4% de los salvadoreños opina que el país está bien o muy bien, y el 66.2% dice que va por el rumbo correcto, según la encuesta más reciente realizada por LPG Datos, la unidad de investigación social de LA PRENSA GRÁFICA.

En el estudio fueron entrevistadas 1,520 personas de todo el país, entre el 21 y el 26 de agosto del año en curso, lo que permite hacer inferencias con un margen de error del 2.6% y un nivel de confianza del 95%.

A los entrevistados se les preguntó qué opinan sobre la situación general del país: el 41.4% opina que está bien o muy bien, mientras que el 34.1% dice que está mal o muy mal; el resto lo calificó de regular o no opinó.

Las cifras muestran un cambio enorme con respecto a hace tres meses, cuando el sólo el 9.8% de los salvadoreños opinaba que el país estaba bien, mientras que el 75.3% decía que estaba mal. Esta es la primera vez desde 2004 que la cantidad de personas que califica de manera positiva al país supera a quienes lo califican de manera negativa.

¿Y por qué las personas dicen que el país está bien? La principal razón, según los entrevistados, son los resultados mostrados por el presidente Nayib Bukele en la seguridad pública en los primeros tres meses de gestión.

Luego se consultó sobre el rumbo del país. En este punto, la gente muestra mucho más optimismo: el 66.2% opina que el país va por el rumbo correcto; el 11.8% opina lo contrario, mientras que el resto no sabe o no responde.

Los resultados representan un cambio significativo en comparación a mayo pasado, cuando el 17.7% opinaba que el país iba por el rumbo correcto, y el 59.3% señalaba lo contrario. Hay que tomar en cuenta, sin embargo, que los cambios de gobierno ayudan a mejorar el optimismo de la población.

En el mes de septiembre del 2004, por ejemplo, el 47.5% de los salvadoreños creía que el país iba por el rumbo correcto, mientras que el 35.4% creía lo contrario. En ese momento, acababa de asumir la presidencia Elías Antonio Saca. Todo el optimismo inicial, sin embargo, se vino abajo. Al final de su gestión, el 63% de los salvadoreños consideraba que el país iba por el rumbo incorrecto.

El pesimismo de los últimos días de la gestión Saca se comenzó a revertir a medida que llegaba el día de la elección presidencial del 2009, así como el posterior cambio de gobierno. Al final del primer trimestre de la presidencia de Maurio Funes, el 33.7% consideraba que el país iba por el rumbo correcto; el 37.2%, por el incorrecto, y el resto no opinaba. Al final del mandato de Funes, el 61% opinaba que el país, de nuevo, iba mal. El inicio de la gestión del expresidente Salvador Sánchez Cerén no modificó el optimismo en el país. El pasado quiquenio fue de puro pesimismo de principio a fin.

Lo anterior no significa que los salvadoreños opinen que todo está bien en el país. LPG Datos, luego de pedir opiniones generales, indaga sobre seis aspectos particulares: el costo de la vida, el empleo, el respecto al consumidor, la seguridad, la salud y la educación.

Los aspectos económicos siguen muy mal evaluados; la seguridad está mejor evaluada, mientras que los aspectos sociales muestran una tendencia a la mejoría, pero la salud aún aparece en números rojos.


Tags:

  • Optimismo en nuevo gobierno

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines