El año arranca con pesimismo sobre el país

Los salvadoreños están inconformes con respecto al estado y rumbo del país, afectados por el clima de inseguridad, el costo de la vida y la falta de empleo.
Enlace copiado
El año arranca con pesimismo sobre el país

El año arranca con pesimismo sobre el país

El año arranca con pesimismo sobre el país

El año arranca con pesimismo sobre el país

Enlace copiado
Los salvadoreños cerraron 2015 con la sensación de que casi todo iba mal y han arrancado 2016 de igual forma. Esto es lo que refleja la encuesta más reciente realizada por LPG Datos al consultar a los ciudadanos cómo se sienten con respecto al país.

Lea también: Ciudadanos inconformes con Gobierno.

A los entrevistados se les preguntó: ¿Qué opinión tiene usted sobre la situación general del país en este momento? El 82.6 % respondió que estamos mal o muy mal, una cifra menor al último trimestre, pero superior al promedio de 2015.

Luego se les consultó: ¿Cuál es su opinión con respecto al rumbo que lleva actualmente El Salvador? ¿Va por el rumbo correcto o por el rumbo incorrecto? El 78.7 % dice que vamos por el rumbo incorrecto, un cifra un poco menor al trimestre anterior pero superior al promedio de todo 2015.

Al igual que 2015, este año está marcado por la inseguridad, ya que el 70.5 % de los salvadoreños considera que este momento los problemas más graves del país son de seguridad pública. Lo apremiante de la inseguridad no debe ser entendido como que el país está mejor en otros aspectos.

El 76.2 % de los salvadoreños califica como mal o muy mal la situación del país en cuanto a seguridad, pero el 81.4 % califica de igual manera el costo de la vida, mientras que el 74.7 % dice que la situación del empleo está mal.

Lo anterior refleja que estamos igual de mal en el área económica que en la de seguridad pública, pero que esta última preocupa más. ¿Y qué se puede hacer al respecto? En la encuesta se pregunta a los ciudadanos cuál considera que es el problema principal del país, y luego se indaga que sugieren hacer al respecto.

La primera sugerencia no es algo que esté estrictamente en manos del Gobierno, pero sus decisiones son clave: la generación de empleo. Este es un punto de constante de debate entre el Gobierno y los empresarios.

La segunda sugerencia sí está en manos del Gobierno, pero es algo que demanda un flujo mayor de recursos: la relación de más patrullajes.

La tercera y cuarta sugerencia no está en manos del Gobierno, sino en el ámbito familiar: la búsqueda asistencia espiritual y que los padres eduquen mejor a sus hijos.

El resto de sugerencias son diversas e incluyen alternativas más represivas como aprobar leyes más severas, más “planes de mano dura” o la probación de la pena de muerte para ciertos delitos.

 

Lee también

Comentarios

Newsletter