Lo más visto

Más de LPG Datos

La opinión más común es que Asamblea fue militarizada

Los salvadoreños que se enteraron de los hechos ocurridos el pasado 9 de febrero en la Asamblea Legislativa dicen que fue una militarización de ese órgano de Estado, y califican el hecho como malo. A pesar de lo anterior, muchos salvadoreños aprueban las acciones del Presidente de la República, así como el uso que hizo de la Fuerza Armada, ya que consideran que esa acción fue por un fin valioso, y que los militares estaban ahí para protegerlo.

Enlace copiado
La opinión más común es que Asamblea fue militarizada

La opinión más común es que Asamblea fue militarizada

Enlace copiado

El 19.5% de los salvadoreños opina que el pasado 9 de febrero hubo una militarización de la Asamblea Legislativa, según la encuesta más reciente realizada por LPG Datos, la unidad de investigación social de La Prensa Gráfica. El resto de opiniones se reparten entre quienes no se enteraron de lo sucedido y una serie de opiniones dispersas.

En el estudio fueron entrevistadas 1,520 personas de todo el país, entre el 19 y el 24 de febrero del año en curso, lo que permite hacer inferencias con un margen de error del 2.6% y un nivel de confianza del 95%.

La primer pregunta que se hizo a los ciudadanos sobre este tema fue: De lo que usted sabe o ha oído hablar, ¿qué fue lo que sucedió el pasado 9 de febrero en la sede de la Asamblea Legislativa. El 59.3% respondió que sí sabía o había oído hablar del tema, mientras que el 40.7% señaló que no sabía.

Las personas que sabía del tema o al menos había oído hablar de él señalaron que ese día hubo una militarización de la Asamblea Legislativa (19.5%), que no hubo aprobación de un préstamo para la seguridad (5.3%), que el Presidente sencillamente fue a la Asamblea (4.9%), y que hubo un conflicto entre los diputados y el Presidente (4.5%), entre otras respuestas.

Luego se pidió a los entrevistados que calificaran el hecho; el 25.8% dijo que fue algo malo o incorrecto, el 17.4% dijo que fue algo bueno o correcto, mientras que el resto emitió otros calificativos como "show" político o una manifestación normal.

Al llegar a este punto, se hizo la siguiente pregunta: En general, ¿Usted aprueba o desaprueba las acciones realizadas por el Presidente Nayib Bukele en la sede de la Asamblea Legislativa el pasado 9 de febrero? El 35.9% dijo que las aprueba, mientras que 20.7% las desaprueba, el 2.7% no respondió a la pregunta, y el 40.7% restante corresponde a las personas que no han oído hablar del tema.

A los entrevistados se les pidió, luego, que dijera por qué opinaban de esa manera. Quienes lo aprueban tienen la convicción de que el Presidente desea lo mejor para el país y que estaba ejerciendo presión. Quienes lo desaprueban señalan que actuó de manera incorrecta y que estuvo mal militarizar la Asamblea, que hay otras formas de actuar y que se debe respetar la Constitución.

Las personas que más aprueban las acciones del Presidente son quienes calificaron el hecho como algo positivo o que le dieron otro calificativo. Quienes lo desaprueban más son quienes calificaron el hecho como malo.

La cantidad de personas que calificó el hecho como malo (25.8%) es mayor a la de quienes lo desaprueban (20.7%). Hay personas, entonces, que a pesar de ver mal el hecho, no desaprueban las acciones del Presidente. ¿Por qué? Pues, porque creen que él está haciendo lo mejor para el país.

Luego, se hizo la siguiente pregunta: En general, ¿usted aprueba o desaprueba el uso que hizo el Presidente Nayib Bukele de la Fuerza Armada en la sede de la Asamblea Legislativa el pasado 9 de febrero? El 31.7% lo aprueba, el 24.1% lo desaprueba, el 3.4% no respondió, mientras que el 40.7% restante corresponde a quienes no saben qué pasó.

Una vez más, se preguntó a los ciudadanos por qué opinan de esa manera. Quienes aprueban el uso que hizo el Presidente de la Fuerza Armada dicen mayoritariamente que lo hizo por su seguridad (33.1%), mientras que el resto de respuestas indican que él tiene la facultad de hacerlo, que lo hizo para cuidar al pueblo o que, al final, nadie salió agredido.

Las personas que desaprueban el uso que hizo Presidente de la Fuerza Armada señala que no era necesario o que es incorrecto (29.2%), que fue un uso indebido, un abuso y que no era necesario, ya que existen otros mecanismos como el diálogo.

Una porción más pequeña de ciudadanos señala que estas acciones son una falta de respecto a las reglas de la democracia.

 

 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines