Lo más visto

Más de LPG Datos

Mala calificación al trabajo del presidente

Los salvadoreños siguen insatisfechos con el trabajo del presidente Sánchez Cerén y le otorgan una nota más baja a la de hace tres meses, cuando cumplió dos años.
Enlace copiado
Mala calificación al trabajo del presidente

Mala calificación al trabajo del presidente

Mala calificación al trabajo del presidente

Mala calificación al trabajo del presidente

Enlace copiado
El presidente Salvador Sánchez Cerén cerró su segundo año de gobierno en mayo pasado con un alza en la aprobación ciudadana, pero ese apoyo se ha diluido en los últimos tres meses, según la encuesta más reciente realizada por LPG Datos, la unidad de investigación social de LA PRENSA GRÁFICA.

Para este estudio, elaborado entre el 19 y 23 de agosto, fueron entrevistadas 1,200 personas, lo que permite hacer inferencias con un 95 % de nivel de confianza y un margen de error del 2.9 %.

Una de las primeras preguntas que se hizo a los entrevistados es si aprueban o desaprueban el trabajo desarrollado por el presidente en sus dos años y tres meses de gestión, a lo que el 42 % respondió que lo aprueba, seis puntos porcentuales menos que hace tres meses; aun así es más alto que el obtenido en febrero pasado.

Luego se pidió a los entrevistados que calificaran al mandatario con una nota entre 0 y 10; la nota promedio otorgada fue de 5.3, más baja que la obtenida hace tres meses. El mandatario, además de caer en su nota, sigue siendo peor evaluado que sus dos antecesores en el cargo.

Los principales logros del presidente, según los ciudadanos, son en el área de educación, pero no necesariamente que el servicio sea muy bueno, sino porque las escuelas administran varios proyectos de ayuda a las familias, como uniformes, zapatos, alimentos y equipo de computación.

Los principales fracasos, una vez más, son en seguridad pública, pero hay que tomar en cuenta que muchas personas comienzan a sentirse muy incómodas con la situación económica del país, en particular con la falta de empleo y por las mayores cargas económicas (más impuestos o menos subsidios).

A lo anterior hay que sumar que ha aumentado la cantidad de personas que opina que el presidente no está cumpliendo las promesas que hizo durante la campaña y que está haciendo poco para resolver los problemas de seguridad y los problemas económicos que afectan a la mayoría de ciudadanos.

Lee también

Comentarios