Lo más visto

Más de LPG Datos

Más seguridad y empleos

Los salvadoreños, cansados de la corrupción de los partidos tradicionales, han colocado en el Ejecutivo a un partido nuevo, pero su expectativa es la de siempre: más seguridad pública y más y mejores empleos.

Enlace copiado
Los problemas de siempre.  El presidente electo enfrenta las mismas demandas que sus antecesores.

Los problemas de siempre. El presidente electo enfrenta las mismas demandas que sus antecesores.

Enlace copiado

Los salvadoreños esperan que el nuevo gobierno, el cual asume el próximo 1.º de junio, tenga como temas prioritarios la seguridad pública y el estado de la economía, según la encuesta más reciente realizada por LPG Datos, la unidad de investigación social de LA PRENSA GRÁFICA.

En el estudio fueron entrevistadas 1,520 personas, seleccionadas de forma aleatoria, lo que permite hacer inferencias con un margen de error de +/- 2.6 % y un nivel de confianza del 95 %. Las personas fueron contactadas en visita domiciliar, entre el 20 y el 25 de febrero, en todo el país.

Una de las primeras preguntas que se hizo fue la siguiente: "En su opinión, ¿a qué problema debería de poner más atención el presidente electo al asumir el cargo?" El 42.9 % respondió que la inseguridad en general, 12.4 % dijo que el desempleo; el 7.9 %, la mala atención en los centros de salud; y el 5.7 %, la mala calidad de la educación.

El presidente electo Nayib Bukele hizo varias promesas durante su campaña, entre las que destacan grandes obras públicas, como la construcción de un aeropuerto en La Unión o un tren que atravesaría el país de oriente a poniente. ¿Qué promesas esperan los salvadoreños que cumpla? El 10.3 % dice que todas. La más mencionada, sin embargo, es la generación de empleos, y mejorar la situación de seguridad en el país.

En este momento, el 53.05 % de los salvadoreños opina que el problema principal del país es la inseguridad, mientras que el 26.4 % considera que son los problemas económicos.

Estos problemas, por supuesto, tendrán que ser abordados por Bukele y su equipo de gobierno, el cual debe juramentar el 1.º de junio. ¿Quiénes pueden ayudarle? En la encuesta se preguntó a los salvadoreños si el próximo mandatario debe echar mano de políticos o personalidades que hayan servido en el gobierno actual, en gobiernos anteriores o que sean parte de la sociedad civil.

En general, el 70 % respondió que no a las tres opciones, mientras que el 9 % cree que alguna persona del gobierno actual podría seguir en el cargo; el 6 % considera se debería dar oportunidad a alguien de gobiernos anteriores; y el 7 % señala que debería de considerarse a alguien de la sociedad civil. Entre los nombres más mencionados, destacan el de Hugo Martínez, exministro de Relaciones Exteriores, y el de Óscar Ortiz, actual vicepresidente de la república.

Bukele ha llegado al poder con una popularidad alta y ha elevado las expectativas de la población.

En este momento, el 69.9 % de los salvadoreños tiene una opinión positiva del mandatario electo, mientras que el 4.5 % tiene una opinión negativa, lo cual lo deja con un saldo del 65.4 %, el más alto desde mayo de 2015.

Los salvadoreños consideran que lo más positivo de Bukele son las buenas propuestas que hizo durante la campaña, que ha hecho obras como funcionario y que cumple lo que promete. Lo negativo es su prepotencia, su propensión a enfrascarse en conflictos y que no le gusta debatir.

Lo bueno

Lo bueno del presidente electo, según los entrevistados, es que ha hecho buenas propuestas, que ha hecho obras, que cumple con su palabra 
y que sabe expresarse.

Lo malo

Lo malo del presidente electo, 
según los entrevistados, es su arrogancia, prepotencia, conflictividad, que no le gusta debatir y que no le gusta hablar con los medios.

Tags:

  • Encuesta
  • LLPG Datos
  • Empleo
  • Seguridad
  • Edwin Segura

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines