San Salvador se dividió entre oriente y occidente

San Salvador votó de manera dividida: Zamora ganó en los distritos 2, 3 y 4 (occidente), mientras que Bukele se llevó los distritos 1, 5 y 6 (oriente).
Enlace copiado
San Salvador se dividió entre oriente y occidente

San Salvador se dividió entre oriente y occidente

San Salvador se dividió entre oriente y occidente

San Salvador se dividió entre oriente y occidente

San Salvador se dividió entre oriente y occidente

San Salvador se dividió entre oriente y occidente

San Salvador se dividió entre oriente y occidente

San Salvador se dividió entre oriente y occidente

San Salvador se dividió entre oriente y occidente

San Salvador se dividió entre oriente y occidente

San Salvador se dividió entre oriente y occidente

San Salvador se dividió entre oriente y occidente

Enlace copiado
Al final del martes 2 de marzo los capitalinos ya sabían quién sería el alcalde por los próximos tres años, pero aún quedaba por conocer los resultados exactos.

El jueves pasado, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) reveló que Nayib Bukele, actual alcalde de Nuevo Cuscatlán, logró 89,164 votos bajo la bandera del FMLN y del PSP; mientras que Edwin Zamora se quedó con 83,396, en representación de ARENA y del PDC.

La diferencia entre ambos candidatos fue de 5,768, lo que equivale al 3.2 % del total de votos válidos. ARENA, de esta manera, perdió una plaza política que ganó hace apenas tres años con 31 puntos de ventaja, al lograr una votación de 109,470; lo anterior muestra una erosión electoral de 26,074 votos. Sumado a lo anterior, la cifras muestran que, en la capital, ARENA ganó la elección del PARLACEN y Asamblea.

Los resultados de las tres elecciones muestran que la contienda municipal fue cerrada y bipolar, ya que los candidatos de GANA, CD, PCN y DS no lograron superar los votos obtenidos por su partidos en las contiendas parlamentarias.

Bukele, entonces, cerró la enorme brecha electoral abierta hace tres años y logró seducir a los simpatizantes de terceros partidos.

Los resultados, vistos desde una perspectiva geográfica, muestran que San Salvador votó de manera dividida, ya que Zamora ganó en los distritos 2, 3 y 4, mientras que Bukele se llevó los distritos 1, 5 y 6. La ciudad, entonces, ha quedado dividida en dos partes y la frontera es la 25.ª avenida, que comienza enfrente de la Universidad de El Salvador (UES).

La forma más simple de describir la situación es que la zona más pobre triunfó sobre la más rica, pero hay dificultades al ponerlo de esa manera, ya que los distritos 2, 3 y 4 tienen muchos cinturones marginales, mientras que en el distrito 1, 5 y 6 hay muchas colonias de ingreso medio y alto. Al ir a los detalles más pequeños, el distrito clave ha sido el 5, ya que en este vive el 30 % de los capitalinos, y ahí Bukele tuvo una victoria de 17 puntos. Hace tres años, ARENA ganó en todos los distritos de la capital, pero la menor fue en el distrito 5.

Lee también

Comentarios

Newsletter