Lo más visto

Más de LPG Datos

Un CÚMULO de problemas para el Gobierno

Los salvadoreños siguen insatisfechos con la situación y rumbo del país, en un ambiente donde prevalece la inseguridad, pero que ya no es la única preocupación. La economía y la conducta de los políticos está ahora bajo mayor escrutinio.
Enlace copiado
Un CÚMULO de problemas para el Gobierno

Un CÚMULO de problemas para el Gobierno

Un CÚMULO de problemas para el Gobierno

Un CÚMULO de problemas para el Gobierno

Enlace copiado
La inseguridad sigue siendo el gran problema que afecta a los salvadoreños, pero muchos comienzan a quejarse por la situación económica del país y por el mal manejo de los fondos del Estado, revela la encuesta más reciente realizada por LPG Datos, la unidad de investigación social de LA PRENSA GRÁFICA.

A los entrevistados se les preguntó cuál, en su opinión, es el principal problema del país en este momento, a lo que el 58 % respondió que la seguridad, mientras que el 19 % dijo que problemas económicos y el 11 % señaló problemas políticos.

Hace tres meses, el 70 % de los salvadoreños consideraba que el problema principal del país era la seguridad, es decir, 12 puntos porcentuales menos. Lo anterior, sin embargo, no significa que este aspecto haya mejorado mucho.

La cantidad de salvadoreños que califica como buena o muy buena la seguridad en el país es del 15 %, casi la misma cifra que hace tres meses, mientras que quienes la califican como mala o muy mala es del 67 %, casi la misma que hace tres meses.

¿Qué está sucediendo? La cantidad de personas preocupadas por otros problemas ha crecido. Lo anterior puede suceder, porque la inseguridad ya no es tan apremiante y otros problemas se han vuelto muy graves. Estos problemas, para el caso, son los económicos y los relacionados con la gestión política.

Ahora hay más personas preocupadas por los problemas económicos como el desempleo, mientras que otros ciudadanos ven con más preocupación la mala gestión de la clase política del país y del mal manejo de fondos en particular.

La situación de la seguridad, entonces, sigue siendo apremiante, pero ahora la gente está comenzando a quejarse de otros problemas. La consecuencia inmediata de lo anterior es que la gente sigue muy incómoda con la situación general del país y con el rumbo de la nación.

Lee también

Comentarios