10 consejos para ponerles límites a tus hijos y no ceder en el intento

Ponerle límites a los hijos desde que están pequeños, es de suma importancia pues de esto dependerá el adulto del mañana.
Enlace copiado
Enlace copiado
El famoso dicho que reza: "árbol que nace torcido jamás se endereza" es muy claro en este caso. Si desde pequeño no le pones reglas claras a tus hijos, no le enseñas a respetar y a obedecerte como padre o madre, crecerá pensando que puede hacer lo que quiera y como mejor le parezca. 

No se trata que tu hijo te vea como un padre de familia autoritario y estricto en exceso. Se trata que está claro quién es el adulto responsable y el por qué se le dan indicaciones o inculcan reglas a seguir. De esto dependerá que tan buen adulto. 

Para conseguir que tu hijo sea alguien de bien, acá te damos estos consejos. 

1. Opciones: siempre es bueno que le des opciones a tu hijo. De esta manera identificara lo bueno de lo malo y lo hará pensar en lo que podría suceder si elige una opción u otra. Las opciones son buenas para hacer que tu hijo obedezca algo que no quiere.

2. Objetivo: crea límites específicos con frases cortas. Las indicaciones que les des que sean precisas y fáciles de comprender, para que el resultado sea el que deseas y, claro, acorde a su edad.

3. Firmeza: si ha hecho algo mal o te ha respondido mal, no flaquees: con tono seguro, SIN GRITOS, y un gesto de seriedad con el rostro es más que suficiente para que entienda que no ha actuado correctamente. Al gritarle le enseñarás a que con gritos se consiguen las cosas.



4. Guarda distancias:  cuando le dices "yo quiero" estás anteponiendo egos y lucha de poder personal. Lo correcto es decirle: "podrías, por favor..." con mucha firmeza.

5. Explica siempre el "por qué": los niños siempre buscan respuestas a todo, sino no preguntaran tanto. Por eso, es importante que si le das una indicación o le dices que debe hacerte caso debes explicarle las razones y el por qué debe hacerlo.

6. Centrate en lo positivo: los niños reciben mejor las ordenes positivas que negativas. 

7. Dale alternativas: éstas acompañan al límite y hace que parezca más positivo. Siempre dale alternativas "si no haces esto, puedes hacer aquello", así siempre lo tendrás bajo tu control. 

8. Sé firme: las reglas flexibles y contradictorias solo hará que se confundan. Tampoco contradigas lo que tu pareja le ha dicho, si ya le interpuso alguna regla o le dio una indicación que deba seguir. 

9. No es malo: Nunca le digas que es un niño malo, pero déjale claro que su conducta o sus palabras sí lo fueron. Déjale claro que tu desaprobación o enojo es por su comportamiento y no es por él. 

10. Contrólate: Por muy molesto o defraudado que estés debes controlarte. Es mejor que te tomes unos cuantos minutos y que no intentes gritarle o golpearlo. Esto, también le servirá a él como ejemplo. 

Tags:

  • hijos
  • padres
  • educacion
  • limites
  • indicaciones
  • comportamiento
  • regresoaclases

Lee también

Comentarios

Newsletter