Lo más visto

Más de Mujer

11 NECESIDADES DE TU HIJO PARA SU BUENA SALUD MENTAL

No basta con pensar que queremos a nuestro hijo, sino que debemos decírselo y actuar en consecuencia.
Enlace copiado
11 NECESIDADES DE TU HIJO PARA SU BUENA SALUD MENTAL

11 NECESIDADES DE TU HIJO PARA SU BUENA SALUD MENTAL

Enlace copiado

Los hijos poseen diversas necesidades que deben ser complementadas por los padres, dado que son ellos quienes sirven de guía. Por ello, es necesario establecer límites, aceptar a nuestros hijos y actuar favoreciendo sus sentimientos. Estos son los 12 consejos de Rafael Guerrero Tomás, director de Darwin Psicólogos, especialista en trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), trastornos del aprendizaje y trastornos de la conducta.

Asumir el rol de padres
Los padres no somos amigos de nuestros hijos . Somos sus padres, y debemos asumir el papel que esto implica. Es decir, un papel de respeto mutuo.

Respetar, aceptar y valorar
Cuando respetamos, aceptamos a nuestros hijos como son y los valoramos positivamente, demostramos que nuestro amor hacia ellos es incondicional.

Identidad
A lo largo de los primeros meses y años de vida, se va produciendo un proceso de diferenciación entre el bebé/niño y la madre, ya que al principio el pequeño no lo hace. Con el paso del tiempo debemos favorecer en los niños esta identidad.

Establecer unos límites claros
Una de las obligaciones que tenemos los padres es implantar una serie de normas y límites en el contexto familiar. Nuestros hijos necesitan las normas.

Favorecer su autonomía
Decíamos antes que la primera característica del apego seguro era la protección. Pues bien, la otra cara de la moneda de la protección y la seguridad consiste en favorecer la autonomía, o lo que es lo mismo, favorecer su curiosidad.

Sintonía emocional
Es imprescindible que estemos en sintonía emocional con nuestros hijos, es decir, que atendamos, legitimemos y conectemos con las emociones que están experimentando. Así, por ejemplo, un padre estará en sintonía emocional con su hijo cuando, ante una situación concreta, este le muestre su miedo o rabia, y el padre comprenda y atienda lo que le pasa a su hijo. Consiste en estar receptivo ante las necesidades del niño.

Ofrecerles contextos de seguridad y protección
Este es el primer pilar si queremos fomentar un apego seguro en nuestros hijos. Un niño no se puede sentir seguro si nunca ha sido protegido. La seguridad es el contexto a partir del cual vendrán las siguientes características del apego seguro.

Responsividad
La responsividad es la parte que sigue a la conexión emocional. La responsividad consiste en darle al niño lo que necesita. No consiste en acceder a sus caprichos, sino en acceder y cubrir sus necesidades. 

Explicitarles nuestro cariño
Todos los días debemos decirles a nuestros hijos lo mucho que les queremos, lo mucho que les echamos de menos en el trabajo y lo orgullosos que nos sentimos de cómo son.

Enseñarles a regular sus emociones
¿Cómo llegó una persona a convertirse en un gran cirujano y a desempañar tan bien su profesión? La clave está en tener un gran maestro y en dedicarle muchas horas. Lo mismo pasa con la regulación emocional. Los niños necesitan que sus padres les enseñen a identificar y gestionar sus emociones.

Tiempo de calidad y de cantidad
La idea de que los niños necesitan tiempo de calidad con sus padres sin importar la cantidad es completamente falsa. Los niños necesitan mucho tiempo compartido con sus padres (cantidad) y con máxima dedicación (calidad).

Lee también

Comentarios