A comer en abundancia y sin pecar

Las ensaladas suelen ser platos muy completos y abundantes debido a la variedad de ingredientes que se les incluyen. Estas mismas se pueden disfrutar en la temporada de Semana Santa y para esto lo indicado es agregarles mariscos.
Enlace copiado
A comer en abundancia y sin pecar

A comer en abundancia y sin pecar

Enlace copiado
Estas preparaciones permiten experimentar con nuevos sabores o mezclas, ya que en ellas se pueden incluir verduras, legumbres, pastas, frutas, y, para no pecar en los próximos viernes previos a la semana mayor de la Semana Santa y durante esta, comiendo carne, ya que, por escritos de la Biblia, se acostumbra evitar comer carnes rojas. Así, se les puede agregar mariscos y convertirlas en plato fuerte o completo.

Camarones, langostinos, langostas, atún, salmón, surimi, pescadetas, mejillones y calamares son solo algunos de los mariscos que se les pueden añadir a las ensaladas frescas, de pastas o papas u otros ingredientes del gusto de la persona que las prepare o del grupo familiar.

Algunas de ellas son rápidas y fáciles de preparar para disfrutarlas de inmediato, otras pueden necesitar más tiempo para su preparación y podrían ser ideales para llevar al paseo que organice la familia para la Semana Mayor de la Cuaresma, ya sea al campo, la montaña, al mar o al lago.

Recuerda que el aderezo debe ser acorde a los ingredientes a utilizar en la ensalada y no agregarlo con anticipación, este debe ser servido junto a la ensalada para que cada comensal sazone a su gusto y de esta manera no se marchiten las hortalizas o vegetales.

Tags:

  • Ensaladas
  • mariscos
  • verduras
  • legumbres
  • ingredientes

Lee también

Comentarios

Newsletter