Lo más visto

Aire contaminado con esmog relacionado con ataques cardiacos

Los niveles de ozono y de contaminación atmosférica se relacionan directamente con los ataques cardiacos.
Enlace copiado
Expertos dicen que  la mejor forma de prevenir los efectos nocivos de la exposición a la contaminación atmosférica es mejorar la calidad del aire.

Expertos dicen que la mejor forma de prevenir los efectos nocivos de la exposición a la contaminación atmosférica es mejorar la calidad del aire.

Aire contaminado con esmog relacionado con ataques cardiacos

Aire contaminado con esmog relacionado con ataques cardiacos

Enlace copiado
Se halló que la exposición máxima tanto al ozono como a la materia fina particulada (unos contaminantes sólidos y líquidos de tamaño minúsculo, como los emitidos por los vehículos y las fábricas) aumentaba el riesgo de ataque cardiaco en casi un 5%. Los hombres, los negros y las personas mayores de 65 años tenían el mayor riesgo, hallaron los investigadores.

Esos hallazgos deberían hacer que las autoridades de salud continúen con sus esfuerzos por reducir la contaminación atmosférica y de proveer al público unas advertencias puntuales sobre los niveles altos de ozono, sugirieron los autores del estudio.

“El objetivo es salvar vidas”, aseguró en un comunicado de prensa de la Universidad de Rice la investigadora Katherine Ensor, profesora y catedrática del departamento de estadísticas de la universidad. “Nos gustaría contribuir a un sistema de advertencia refinado para los individuos en riesgo. Quizás las advertencias generales sobre la calidad del aire no sean suficiente. Al mismo tiempo, queremos aumentar nuestra comprensión del costo en salud de la contaminación, y celebrar su reducción continua”.

Para llevar a cabo el estudio, Ensor y colegas examinaron ocho años de datos sobre la calidad del aire en Houston. También revisaron información recopilada por los Servicios Médicos de Emergencia (EMS) de Houston sobre más de 11,000 ataques cardiacos que ocurrieron fuera de los hospitales de la ciudad. Más del 90% de los casos resultó letal, y el 55% ocurrió en el calor del verano.

Los ataques cardiacos se relacionaron con la exposición tanto al ozono como a la materia particulada inferior a los 2.5 microgramos en el aire. Un aumento promedio en la materia fina particulada de 6 microgramos por día durante el transcurso de dos días aumentó el riesgo de ataque cardiaco en un 4.6%. Las personas con problemas de salud preexistentes estarían en un riesgo particularmente alto, afirmaron.

Tags:

  • aire
  • contaminacion
  • esmog
  • ataques cardiacos
  • relacion
  • salud

Lee también

Comentarios