Lo más visto

Más de Mujer

Apaneca vista desde un buggie

Apaneca es uno de los pueblos más visitados de la Ruta de las Flores, por sus viveros, sus cafés y su clima; pero desde hace un tiempo ofrece otra opción para conocerlo, y de una manera muy extrema: en buggie.
Enlace copiado
Seguridad.  Para evitar cualquier lesión física, los turistas son obligados a utilizar el cinturón de seguridad especial, ya que por lo rústico del terreno podría tener algún golpe. Todo está bajo control.

Seguridad. Para evitar cualquier lesión física, los turistas son obligados a utilizar el cinturón de seguridad especial, ya que por lo rústico del terreno podría tener algún golpe. Todo está bajo control.

Una actividad  sobre ruedas ideal para aquellos amantes de la aventura y adrenalina a todo terreno.

Una actividad sobre ruedas ideal para aquellos amantes de la aventura y adrenalina a todo terreno.

Desestrés.  Además de poner a prueba su agilidad para manejar sobre cualquier terreno, también podrá disfrutar de la naturaleza y el clima de Apaneca.

Desestrés. Además de poner a prueba su agilidad para manejar sobre cualquier terreno, también podrá disfrutar de la naturaleza y el clima de Apaneca.

Desestrés.  Además de poner a prueba su agilidad para manejar sobre cualquier terreno, también podrá disfrutar de la naturaleza y el clima de Apaneca.

Desestrés. Además de poner a prueba su agilidad para manejar sobre cualquier terreno, también podrá disfrutar de la naturaleza y el clima de Apaneca.

Apaneca vista desde   un buggie

Apaneca vista desde un buggie

Enlace copiado
El buggie es una actividad extrema que consiste en recorrer terrenos inestables en una especie de pequeños cuadrimotos automáticos con capacidad para dos personas.

Apaneca Aventura Buggie Tours ofrece esta actividad durante todo el año y la puede practicar con su familia o amigos sin importar las edades. Eso sí, vaya con ropa cómoda porque seguro la ensuciará.

Por ejemplo, el tour de las lagunas inicia con el recorrido en las calles de tierra sobre la cordillera del Ilamatepec, donde las pronunciadas pendientes ponen en reto la destreza física y el equilibrio. Según Lorenzo Martínez, guía turístico: “Esta época del año es perfecta porque las pistas casi no levantan polvo, aunque en invierno también es más extremo”.

Luego de una media hora, se llega al primer punto, la laguna de Las Ninfas, un antiguo cráter situado en la finca de los Batres, que hoy es una reserva natural.

Después se desciende por las veredas hasta llegar a la laguna Verde, que también es una reserva virgen y de la que se cuentan varios mitos sobre su origen.

Uno de ellos es que al Hoyo del Cuajuste (antigua laguna), unos chamanes guatemaltecos le sacaron agua en un huevo para llevarla a uno de sus caciques porque no tenían. En el trayecto hubo un conflicto entre varios pueblos, y un poco de esa agua cayó en la laguna El Espino, y, el resto, en lo que hoy se conoce como la laguna Verde.

Luego de disfrutar la belleza del paraje e impregnar sus pulmones con aire puro, se retorna por la larga y biodiversa ruta del cantón Palo Verde hasta llegar de nuevo al pueblo, aproximadamente tres hora después de iniciar.

Curt Mix, un turista canadiense que experimentó el tour, dijo: “Todos deberían venir e intentarlo. Lo que más disfruté fue cuando estuvimos en la parte boscosa con las curvas cerradas”.

Al terminar, y para recuperar las energías perdidas, puede disfrutar del festival gastronómico en el parque central de la ciudad, que funciona los fines de semana desde las 11 de la mañana hasta las 9 de la noche.

Acá encontrará diversos platillos tradicionales, ya que ninguno repite la propuesta de otro y también hay música en directo.

Tags:

  • buggie
  • buggy
  • Apaneca
  • Ahuachapan
  • Ruta de las Flores
  • Laguna Verde
  • Laguan el Espino
  • Laguna de las Ninfas

Lee también

Comentarios