Mujer Una mascarilla de fresas puede ayudar a recuperar el tono natural de la piel.

Así cuidan las fresas de tu piel

Esta deliciosa y suave fruta es perfecta para tonificar y exfoliar la piel y también ayuda a prevenir la aparición temprana de arrugas.

Enlace copiado
Una buena mascarilla de fresas puede ayudar a recuperar el tono natural de la piel

Una buena mascarilla de fresas puede ayudar a recuperar el tono natural de la piel

Enlace copiado

Existen numerosos tratamientos especiales de belleza para el cuido de la piel y también existen productos naturales, que dan resultados increíbles, sin tener que invertir mucho dinero y sin exponer la piel a las consecuencias de muchos químicos.

Una de las opciones recomendadas para cuidar y proteger la piel naturalmente son las fresas, según el sitio mejorconsalud.com.

A continuación presentamos algunos de los beneficios que aporta esta deliciosa fruta para el cuidado de la piel.


Las fresas tienen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a atenuar visiblemente las ojeras y las molestas bolsas alrededor de los ojos. Para ello, solo tienes que colocar rodajas de esta fruta bien frescas, en las áreas afectadas y dejarlas actuar durante 10 minutos.

Esta fruta también tiene propiedades que ayudan a exfoliar la piel y eliminar las células muertas, mientras dejan un agradable aroma. Para este fin, tritura unas cuantas fresas hasta formar una pasta y agrega una cucharadita de azúcar y una de aceite de oliva, luego aplícala en todo el cuerpo y masajea circularmente para promover la eliminación de células muertas en la piel.  

Además el jugo de fresas es ideal para una piel saludable, renovada y joven, ya que es rica en antioxidantes, que trabajan para renovar las células de la piel y proporcionarle un brillo natural. Se puede consumir el jugo y también aplicarse fresas cortadas directamente en la piel, por lo menos, tres veces por semana. 

El ácido salicílico de las fresas es muy bueno para eliminar las células muertas de la piel y estimular el blanqueamiento de ésta. Una buena mascarilla de fresas puede ayudar a recuperar el tono natural de la piel y puede ser muy útil en la eliminación de manchas u otras alteraciones. Prepara una pasta con tres fresas trituradas, unas gotas de jugo de limón y una cucharadita de aceite de oliva. Aplícala en la piel y déjala actuar 20 minutos. Para obtener buenos resultados se recomienda utilizarla dos veces por semana.

Además de aportarle humectación a la piel, también ayuda a tonificar y prevenir la aparición temprana de arrugas. Para preparar un tónico natural de fresas debes mezclar dos cucharadas de jugo de fresas puro con agua de rosas, luego refrigéralo hasta que este bien frío y aplícalo en la piel bien lavada, en la mañana y por la noche.  

Además tiene una acción protectora ante los rayos UV reduciendo los daños que estos producen en el ADN de las células.

Tags:

  • Fresas
  • Piel
  • Mascarilla
  • Tonifica
  • Células

Lee también

Comentarios

Newsletter