Lo más visto

Ataques de sueño sin control

La narcolepsia no es enfermedad mortal, pero por ser un trastorno del sueño puede ser causante de accidentes dependiendo en qué momento ocurren los episodios. Si bien es cierto que no tiene cura, pero sí tiene tratamiento efectivo.
Enlace copiado
Ataques de sueño sin control

Ataques de sueño sin control

Enlace copiado
<p>Un paciente narcoléptico es el que se caracteriza por presentar un trastorno del sueño que causa somnolencia excesiva y ataques de sueño frecuentes durante el día.</p><p> “Pierde la capacidad de ritmo entre vigilia y sueño. Se duerme en las situaciones menos pasivas. Son vencidos por su deseo de dormir”, por eso la doctora Elena de Carías, neuróloga de la clínica Bernes-Neurología, hasta le pone un título: “Narcolepsia, la bella durmiente de la neurología”.</p><p>La doctora aseguró que su incidencia es de uno a dos pacientes por cada 2,000. Sobre todo se presenta en dos grupos: adolescentes y adultos.</p><p>Las causas se desconocen. El 70% de la narcolepsia es “idiopática”, es decir, sin una causa determinada. Según explica De Carías, está ligada a la reducción en las cantidades de una proteína llamada hipocretina, la cual se produce en el cerebro.</p><p>Uno de los mayores problemas, según esta misma especialista, es que es una enfermedad que por desconocimiento, incluso del mismo gremio médico, está “infradiagnosticada”. Por eso es que los pacientes “andan pululando” como los eternos dormilones.</p><p>Dentro de los cinco síntomas, dos son los más comunes y en los que usted, que todavía no está con el diagnóstico, debe ponerle atención si los padece para consultar.</p><p>El primero de ellos es que presenta somnolencia excesiva diurna. En otras palabras, sueño excesivo durante el día. Se duerme en las situaciones menos pasivas, es decir, donde menos debe dormirse como conducir un vehículo, en una reunión, etcétera. “Son ataques abruptos, no se pueden controlar”, resume la especialista del sueño.</p><p>Un segundo síntoma es la cataplexia. La doctora explica que es una pérdida súbita del tono muscular estando despierto, a la persona se le imposibilita moverse. Las emociones fuertes, como la risa o la ira, pueden desencadenar esto. La cabeza se le cae repentinamente hacia adelante, la mandíbula se le afloja y se le doblan las rodillas. “Se ríe y se pone aguado hasta que cae al suelo”, explica.</p><p> La mayoría de los ataques duran menos de 30 segundos hasta varios minutos y pueden pasarse por alto. Cuando despierta, como si nada ha pasado. Es de aclarar que esto no tiene nada que ver con los episodios de epilepsia.</p><p>La doctora atiende este tipo de casos, a los pocos que lo consultan, porque asegura que las personas tienen pena o miedo de hacerlo porque piensa que los va a estigmatizar como “locos” o que van a ser referidos al psiquiátrico, nada de eso tiene que ver. Incluso aprovechó para sugerir a las empresas a que den espacios para que los pacientes narcolépticos hagan un par de siestas durante el día, ya que es su derecho como pacientes debidamente diagnosticados.</p><p>La esperanza de que esta enfermedad sea curable se descarta, pero sí promete ser tratable, puede llevar una mejor calidad de vida.</p><p>

Tags:

  • mujer
  • salud

Lee también

Comentarios