Lo más visto

Autismo: después del diagnóstico

Enlace copiado
Alejandra Rivera - Psicóloga facebook.com/centropeyde

Alejandra Rivera - Psicóloga facebook.com/centropeyde

Enlace copiado

El pasado 2 de abril se conmemoró el Día Internacional de Conciencia sobre el Autismo. Normalmente se habla sobre el trastorno, sobre los niños, la cadena sintomática, etc, pero en esta oportunidad quiero escribir estas líneas para ustedes papás. Quiero alentarlos, validarlos, reconocer sus esfuerzos y decirles también que se vale agotarse pero nunca desistir y siempre buscar avanzar. Sé que hay días mejores que otros, que a veces sienten que se acercan más a sus niños, se ilusionan, y otros días se desalientan y pueden pensar "qué pasaría si no tuviera autismo…".

El diagnóstico de Autismo puede representar una dificultad mayor que otros que concluyen una discapacidad más evidente, quiero decir, el Autismo es una condición clínica que no puede detectarse durante el embarazo ni observarse físicamente al nacimiento del niño; al principio el desarrollo motor, la salud y apariencia física son las de cualquier otro niño, entonces todo parece ir bien hasta que se empiezan a notar algunas señales que pueden inquietarlos. Llegar a este punto y tomar conciencia de lo que ven, plantea una indecisión sobre qué hacer. Puede pasar que algunos padres hayan recibido el consejo de no darle importancia a lo que ellos encuentran extraño porque "el niño está pequeño", porque "hay que dejar que crezca", con lo cual, pueden sentir un cierto alivio y esperar….pero pasa el tiempo y las cosas no cambian mucho; hay mamás o papás que nos expresan "siento que algo no está bien" aún cuando hay familiares o amigos que han aconsejado desestimar lo que ellos ven, en definitiva, todo esto contribuye a la confusión, a estar en una situación ambigua que propicia mantener el deseo de que todo esté bien, lo que es comprensible.

Todo esto que describo implica que un diagnóstico de Autismo sea algo muy difícil para los padres, se trata de una noticia que puede causar mucho impacto y ser dolorosa. Pueden reaccionar con miedo, con confusión, con ansiedad, tristeza, rabia, desesperanza o incluso, con culpa, pero no hay una reacción "correcta" ante la situación que están viviendo, por lo que no se juzguen duramente, es necesario tomar el tiempo para comprender lo que está pasando y sobre todo para poder seguir adelante con optimismo. Pueden experimentar algunas etapas como de negación o incredulidad, una sensación de pérdida, después viene la aceptación y comprensión lo cual es el primer paso para empezar a adaptarse a la situación, y la fase de accionar (importantísima). Debo decir que el apoyo familiar es fundamental, un diagnóstico así supone un desafío y afecta a todos los miembros de la familia, por eso la inclusión de todos y el apoyo mutuo se vuelve clave para afrontarlo.

Les describía que pueden tener una sensación de pérdida pero quiero que tengan presente que no tienen un nuevo hijo, es el suyo, el de siempre, además, los niños con Autismo como cualquier otro niño, tienen sentimientos, necesita de su cariño, de su protección y de sus cuidos. Finalmente, es muy importante también accionar, de modo que nos informemos, conozcamos sobre el diagnóstico y busquemos ayuda profesional, sería un error pensar que "no hay nada que hacer", porque "así es él o ella"; tomar una postura activa en el tratamiento representará una mayor ayuda para el niño, sabiendo además que entre más precoz e intenso sea, podremos esperar mejores resultados. Quiero entonces motivarlos a afrontar el futuro con paciencia, con esperanza y con optimismo. Sus niños los necesitan. Bendiciones.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines