Ayúdale a tu hijo a ser independiente

Lo indicado es fomentar la independencia de los niños a edades muy tempranas y de esta forma se conseguirá que en un futuro próximo sean capaces de resolver sus propios asuntos y enfrentarse mejor a la vida.
Enlace copiado
Enlace copiado
Una de las cosas más importantes dentro de la educación de los hijos pequeños, sin lugar a dudas, es enseñarles a ser independiente. Aunque parece algo obvio, muchos padres terminan sobreprotegiendo a sus hijos y creando así individuos tímidos, inseguros y con problemas para relacionarse y desenvolverse. A continuación encontraras algunos consejos para que lo puedas conseguir.

La independencia del niño se debe trabajar desde una edad temprana, para ello, es necesario que como padres tomen una actitud menos protectora. Esto no significa no atenderlos, tan sólo hay que intentar no estar encima de los hijos constantemente. Cuidar y observar desde la distancia las determinadas etapas del crecimiento.

Aspectos como la lactancia son realmente importantes en la formación del individuo. Aún así, es necesario no extender ni prolongar este momento demasiado. Si bien es cierto que la leche materna es fundamental para el desarrollo físico de un bebé, tampoco es bueno extender el vínculo en el tiempo más de tres años.

Los padres deben intentar enseñar a sus hijos las consecuencias de sus actos, tanto si son positivas como negativas. La responsabilidad es un punto clave en la independencia del niño, por este motivo hay que dejar que él mismo resuelva solo determinados conflictos. Equivocarse no es malo, es natural y necesario. Sólo así lograrán aprender a poner a prueba todos sus recursos.

También es importante inculcar valores como el esfuerzo. No se debe colmar a los hijos con todo aquello que pidan. Es imprescindible que valoren que todas las cosas tienen su costo y que hay que ganárselas antes de disfrutar de ellas.

o más importante de todo es intentar no vivir por nuestros hijos. Todos hemos conseguido pasar a una edad adulta aprendiendo de la vida. Por este motivo, intentar que los hijos no pasen por momentos difíciles no significará que los queramos más. Se podrán aconsejar con las experiencias vividas, pero al final, quienes deben aprender a enfrentarse a estos momentos son ellos, no los padres.

Ser independiente significa poder realizar actividades del día a día con total naturalidad y sin esfuerzo. Por ello, es realmente importante que los pequeños aprendan cosas tan sencillas como ordenar su habitación, recoger sus juguetes y colocarlos en un lugar indicado, recoger su plato o cepillarse los dientes, entre muchas otras cosas. Aunque muchas madres y padres terminan claudicando y haciéndolo ellos, esto no les hará bien. Deben ser los niños los que se responsabilicen de su propia vida, y pequeños actos como estos les ayudarán a comprender que ante determinados asuntos deben actuar ellos solos.

Tags:

  • hijo
  • indendiente
  • ayudarle
  • valerse solos
  • padres
  • trabajar

Lee también

Comentarios

Newsletter