Bebés no lloran por gusto

Investigadores españoles han estudiado el motivo del llanto de los bebés y el grado de precisión que tienen los adultos para reconocer la emoción que provoca el llanto en los bebés.
Enlace copiado
Enlace copiado
No es fácil saber por qué llora un recién nacido, sobre todo para los padres primerizos. Aunque los principales motivos son hambre, dolor, enfado o miedo, los adultos no reconocen fácilmente qué emoción es la que provoca sus lágrimas. Así lo aseguran los investigadores de la Universidad de Murcia y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

Cuando un bebé llora, la actividad muscular de su rostro se caracteriza por una gran tensión en la frente, las cejas o los labios, la apertura de la boca y la elevación de las mejillas. Los investigadores observaron diferencias cara según las tres emociones negativas que quieren manifestar.

Según advierte Chóliz, uno de los investigadores, cuando están enfadados la mayoría de los bebés mantienen los ojos medio cerrados, con una mirada aparentemente sin dirección o, por el contrario, fija y prominente. Su boca está abierta o entreabierta, y la intensidad del llanto aumenta progresivamente.

En el caso del miedo, los ojos permanecen abiertos casi todo el tiempo. Es más, a veces las criaturas tienen una mirada escrutadora y mueven la cabeza hacia atrás, y el llanto aparece de forma explosiva, después de un aumento gradual de la tensión.

Por último, el dolor se manifiesta con los ojos cerrados casi todo el tiempo, y en los pocos momentos en los que están abiertos, la abertura es mínima y distante de la mirada. Además, existe un alto grado de tensión en la zona ocular y el ceño fruncido, explica Serpadres.es. El llanto, que desde el principio alcanza su intensidad máxima, comienza de forma repentina e inmediatamente después del estímulo.

Tags:

  • bebes
  • hijos
  • ser padres
  • llanto

Lee también

Comentarios

Newsletter