Blancorexia

Uno de los tratamientos más solicitados en mi práctica privada es el blanqueamiento dental, término que desde algún tiempo ya no empleo, porque una cosa es blanquear y otra muy distinta es aclarar.
Enlace copiado
Blancorexia

Blancorexia

Blancorexia

Blancorexia

Enlace copiado
Estamos claros que la sonrisa es nuestra carta de presentación y que el autoestima de muchas personas depende del aspecto de su sonrisa.

La verdad es que el paciente hoy en día está muy influenciado por artistas de televisión, cine, revistas y se ocupan de vender una imagen de dientes extremadamente blancos que, a mi juicio, no se ven naturales. El blanco perfecto no lo poseen todos los pacientes y rara vez se puede alcanzar, es por eso que, para no defraudar las expectativas del paciente, debe aclararse los términos y conceptos, y a la vez notificar que no es la tecnología que se aplique o la gel que se coloca la que define en su totalidad el color final. Ahora bien, no todos los procedimientos o aparatos son los mejores, se debe saber con qué materiales y aparatos se le va a realizar el tratamiento para esperar un resultado placentero. Pero sí es la naturaleza del mismo diente quien define cuantos tonos irá disminuyendo y aclarando, no lo puede predecir el odontólogo.

En muchas ocasiones, el paciente se obsesiona por obtener sus dientes exageradamente blancos y de aquí el término : BLANCOREXIA. Dicho paciente prueba todo tipo de pastas dentales, de geles, tratamientos caseros que venden en supermercados o farmacias, piden excesivamente sesiones de blanqueamiento y algunos recurren a desgastar sus dientes natural para colocar fundas con el color deseado. El paciente debe siempre escuchar a su especialista, porque ciertos excesos pueden terminar dañando la estructura del diente.

Obsesionarse por dientes muy blancos, más que un aspecto odontológico, requiere de cuidado psicológico. Debe considerarse que el color de los dientes deben ir en armonía con muchos factores, como sexo, color de piel, edad, hábitos nutricionales y alimenticios, fumar, ingesta de bebidas con colorantes, como el café. Hay diversidad de tonos de los dientes y son representados hasta 25 tonalidades en una guía de color, pero el blanco puro no es parte de ella.

Los riesgos de querer aclararse en exceso puede ir desde daño en la matriz del esmalte del diente, hasta causar hipersensibilidad y/o un daño irreversible en la pulpa (nervio dental), hasta tener que realizar tratamiento de canales.

Un buen diagnóstico es clave para ayudar al paciente a mejorar la imagen de su sonrisa. Existen aparatos especializados y modernos como también tratamiento de geles en casa que si son supervisados por el odontólogo, pueden brindar un aspecto reluciente de su sonrisa y llenar las expectativas, pero disminuyendo riesgos . No se deje llevar por la publicidad y deposite su sonrisa en manos de expertos. Recuerde: “¡La salud entra por su boca!”

Tags:

  • blancorexia
  • sonrisa
  • dientes
  • tratamientos

Lee también

Comentarios

Newsletter