Busca la forma y el lugar adecuado para abordar un tema difícil con tu pareja

Quizá pienses que es complicado hablar un tema difícil con tu pareja, pero si buscas la manera adecuada como abordarlo, esto te resultará más fácil de lo que te imaginas.
Enlace copiado
Busca la forma y el lugar adecuado para abordar un tema difícil con tu pareja

Busca la forma y el lugar adecuado para abordar un tema difícil con tu pareja

Enlace copiado
Abordar un tema difícil con tu pareja, o compartir con ella tus preocupaciones o decirle las cosas que te molestan, te parecerá imposible. Lo cierto es que cualquiera de estos tópicos puede ser difícil de abordar si no tiene la manera adecuada o correcta. Hoy te presentamos algunas recomendaciones que te serán muy útiles al conversar temas difíciles con tu pareja.

Antes de hablar, hazte tú mismo un examen personal para entender tus propias emociones y motivaciones.

Escoge el momento correcto para tener una conversación delicada o difícil, usualmente, el mejor momento para tenerla no es fácil de identificar, pues ambos no tendrán la misma disposición a la misma hora del día, pero toma en cuenta que el tiempo que ambos le dedicarán a esa conversación, sea de mutuo acuerdo, casi como una invitación.

Pocas frases generan más ansiedad que “Tenemos que hablar“. Invita a tu pareja diciéndole que quieres hablarle algo que te preocupa, y que quieres buscar el momento idóneo par hacerlo. Inclusive si sabes cuál será el momento que escoja, trata de hacer la invitación con poca antelación de tal manera de no crear tanta ansiedad al respecto.

En todo caso, la manera como plantees el tema debe ser buscando cooperación. Por ejemplo, la famosa frase “Tenemos que hablar“ le sube la tensión a más de uno, por lo que un “Quisiera comentarte algo que me tiene preocupado desde hace unos días, y quisiera saber tu opinión“, es quizá el otro extremo; trata de hacerlo natural y espontáneo.

Elimina las distracciones. Es parte del sentido común, pero es conveniente apagar la música, la televisión, computadores y por supuesto, los teléfonos. Es parte de demostrar que esa conversación es lo más importante en ese momento y como tal, requiere de cierto aislamiento por parte de los dos.

Para hablar con tu pareja, siempre hazlo cara cara. De la misma forma, reserva tiempo suficiente. Siendo un tema delicado, es común que la conversación se extienda un par de horas. Asegúrate de que no haya premura o limitaciones de tiempo muy estrictas.

El lugar en el que hablen también es importante: ambos deben estar cómodos y poder verse cara a cara, a una distancia personal o íntima .

Asegúrate de que comunicas lo que quieres. Al hablar un tema difícil con tu pareja, es muy común mencionar al problema pero no al curso de acción. Si una pareja habla de su intimidad sexual, de lo que le gusta y lo que no le gusta, está estableciendo el problema pero de la misma forma quien inician el tema debe hacer una propuesta sobre qué hacer al respecto.

Cuando son problemas de trabajo y estás esperando una opinión de tu pareja, es conveniente que le expongas el dilema que te ocupa la mente y enseguida decirle lo que piensas hacer pero que quieres saber lo que piensa al respecto.

Muchas veces tú y tu pareja estarán de acuerdo en temas delicados aún antes de haberlos discutido, pero no se atreven a decirlo mutuamente; da tú el primer paso y verás que congenian mucho más de lo que te imaginabas.

Tags:

  • tema dificil
  • pareja
  • intima
  • trabajo
  • conversacion

Lee también

Comentarios

Newsletter