Calidad: Siempre lleva tiempo

Algunos padres ya me han expresado que la calidad de tiempo para los hijos les parece un poco inalcanzable; pero ¿en realidad lo es?
Enlace copiado
Enlace copiado
En más de alguna oportunidad seguramente han escuchado decir que, ante la falta de tiempo durante el día, se recomienda dar a los hijos calidad de tiempo, y seguramente también se han preguntado: “¿Cómo lo hago? Trabajo 10 o 12 horas al día, llego a casa cansado, ceno, veo un momento algo de televisión, y las baterías se apagan”.

En ese sentido, algunos padres ya me han expresado que la calidad de tiempo para los hijos les parece un poco inalcanzable; pero ¿en realidad lo es? Talvez comienza porque depositan en sí mismos expectativas demasiado altas que los llevan a desanimarse, a frustrarse y a abandonar todas las buenas intenciones de acercarse a los hijos, pero ¿quién dice que con un simple juego de mesa o un juego divertido en la cama de su dormitorio no son momentos que los niños guardan en su memoria y hacen que se sientan vistos y reconocidos por papá y mamá?

Durante el día siempre hay momentos que acumulamos y se componen de más tiempo del que creemos; por ejemplo, de camino al colegio, padres e hijos pueden contarse cómo se sienten iniciando ese día, qué es lo que esperan hacer durante el mismo; más adelante, alguna llamada telefónica para mostrar interés en sus cosas y en la noche, sentarse a la mesa y cenar sin celulares y buscando disfrutar del momento y hacer también alguna actividad sencilla juntos.

Tags:

  • licda. alejandra rivera
  • psicóloga
  • hijos
  • ser padres
  • tiempo de calidad
  • familia

Lee también

Comentarios

Newsletter