Calificaciones: ¿premiar o castigar?

Los premios o castigos que se da a los niños por sus resultados académicos deben orientarse a fomentar el sentido de responsabilidad.
Enlace copiado
Calificaciones: ¿premiar o castigar?

Calificaciones: ¿premiar o castigar?

Calificaciones: ¿premiar o castigar?

Calificaciones: ¿premiar o castigar?

Enlace copiado
Cuando los hijos obtienen buenas calificaciones, los padres les premian con regalos materiales y si los resultados académicos no son buenos suele recurrir al castigo. Sin embargo, la psicóloga Jimmy Hernández explica que al momento de premiar a los hijos por sus notas los estímulos no tienen que ser necesariamente materiales. Además antes de castigar, los padres deben tomar en cuenta qué tanto se involucraron en el proceso de aprendizaje. 

Lo anterior implica que la mamá y el papá deben ser conscientes de cuántas veces revisaron los cuadernos de sus hijos, en qué momento se acercaron al maestro para preguntarle sobre el desempeño de estos en la clase. De igual forma, deben analizar si brindaron la suficiente motivación a sus hijos para aprender. 

Ahora bien, según indica la psicóloga, si luego de todo ese análisis y al haber descartado cualquier problema de aprendizaje deciden castigar a sus hijos,  pueden considerar quitarles algún juguete, restringir el uso del teléfono celular, la televisión o la computadora. 

Sin embargo, resulta importante establecer un diálogo con ellos para explicarles las consecuencias que puede traer para sus vidas los descuidos que tienen en la escuela. Para Hernández, un ambiente de castigo no favorece el aprendizaje, por eso antes de pensar en un castigo ha de buscarse la forma de concienciar a los hijos sobre sus hábitos de estudio para el alcance de las metas escolares. 
 
ESTIMULACIÓN

El objetivo de otorgar premios a los hijos por sus resultados académicos es estimular y motivar. Aunque, tal como lo explica la experta, lo que la familia debe hacer es conciencia de superación en sus hijos para que estos valoren cada uno de los sacrificios que se tienen que realizar en la etapa de formación.

En este sentido, conviene que los hijos tengan claro que su responsabilidad es estudiar y que quien se beneficia del estudio es él mismo y que no necesita ni castigos ni premios, pues su mejor recompensa son los buenos resultados.  

Por tanto, premiar o castigar a los hijos no puede considerarse una medida efectiva para lograr un buen rendimiento escolar. “No faltará quien diga que con un par de golpes o con quitarle al niño su juguete favorito logró estimularle para su rendimiento académico, pero la verdad es que nadie aprende nuevas habilidades ni destrezas de esta forma”, asegura Hernández. 

CONSEJOS PARA MOTIVAR

La motivación de los hijos para el aprendizaje es esencial. Usted como padre de familia puede utilizar palabras o frases que le den aliento para esforzarse y evitar aquellas que puedan hacerle creer que son mediocres o incapaces; nunca compare los éxitos o logros de un hijo con los de sus hermanos o hermanas y procure involucrarse en el proceso de aprendizaje, elaborando con ellos un horario de estudio diario y fomentando en ellos buenos hábitos.
 

Tags:

  • regreso a clases
  • calificaciones
  • escuela
  • estudios
  • estudiantes
  • regresoaclases

Lee también

Comentarios

Newsletter