Lo más visto

Champiñones, sencillamente deliciosos

De textura y sabor suave los champiñones se pueden usar en diversas preparaciones, ya sea como protagonistas principales o como acompañantes en ensaladas o platos fuertes.
Enlace copiado
Champiñones, sencillamente deliciosos

Champiñones, sencillamente deliciosos

Champiñones, sencillamente deliciosos

Champiñones, sencillamente deliciosos

Champiñones, sencillamente deliciosos

Champiñones, sencillamente deliciosos

Champiñones, sencillamente deliciosos

Champiñones, sencillamente deliciosos

Champiñones, sencillamente deliciosos

Champiñones, sencillamente deliciosos

Champiñones, sencillamente deliciosos

Champiñones, sencillamente deliciosos

Enlace copiado
El uso más común de los champiñones, que son sencillamente deliciosos y sobre todo suaves, es en las pizzas, también se pueden cocinar salteados con aceite de oliva y ajo picado o con vino blanco y servirlos para picar antes de una cena o almuerzo formal. Pero este vegetal que combina a la perfección con vegetales u hortalizas, con hierbas aromáticas y especias, da para mucho más y de hecho es un ingrediente muy apreciado en la preparación de cremas y sopas, ensaladas; también se puede incluir en platos principales a base de carnes, aves, pescado, camarones o rellenarlos con carne o queso. Además, se pueden utilizar a la hora de preparar omelet y pastas.



Champiñones rellenos

Ingredientes:

450 gramos de champiñones medianos (aproximadamente 20 unidades)

2 cebollas finamente picadas

1 diente de ajo, machacado y finamente picado

1/2 taza de pan rallado

1/4 taza de queso parmesano rallado

2 cucharadas de perejil fresco picado

2 cucharadas de mantequilla

1 cucharada de aceite de oliva

1/2 cucharadita de mezcla de hojas secas de albahaca

1/2 cucharadita de sal

1/4 cucharadita de pimienta negra

Preparación:

Lava bien los champiñones. Córtales los tallos y pícalos finamente. Resérvalos. Precalienta el horno a 180 grados. Engrasa una bandeja grande para hornear, de manera que todos los champiñones se coloquen en una sola capa. Calienta una sartén a fuego medio. Derrite allí la mantequilla con aceite de oliva. Cocina los tallos picados de los champiñones mientras revuelves, durante unos 3 minutos. Agrega las cebollas, el ajo y sigue revolviendo durante 2 minutos más. Luego mézclalos con las migas de pan, el queso parmesano, la albahaca, el perejil, sal y pimienta. Rellena los champiñones con esa preparación y colócalos en la bandeja para hornear que habías preparado. Hornéalos durante unos 15 minutos.


Brochetas de cerdo con champiñones

Ingredientes:

Caldo de pollo

2 cucharadas de aceite de oliva

500 gramos de lomo de cerdo cortado en dados

300 gramos de champiñones

2 cebollas cortadas en rodajas

3 Pimientos troceados

1 yogur natural

3 cucharadas de mostaza Dijon

2 cucharadas de mermelada de manzana

1/2 cucharadita de chile en polvo

Pinchos para brochetas

Preparación:

Mezcla el caldo con el aceite de oliva, luego agrega la mostaza, el yogur, la mermelada y chile en polvo, remueve muy bien para integrar los ingredientes. En esta mezcla marina los dados de carne y refrigéralos durante seis horas. Pasado este tiempo ensarta los trozos de cerdo en los pinchos, alternándolos con champiñones, los trozos de pimiento y las rodajas de cebolla. Cocínalos a la parrilla o en una sartén durante 15 minutos e ir girando para que se cocinen bien todos los lados por igual.

Consejo del chef: Es muy importante que la carne de cerdo esté bien cocida. Para comprobarlo, saca un trozo de carne de la brocheta y pínchala para ver si tiene el cocimiento adecuado.


Champiñones al ajillo

Ingredientes:

500 gramos de champiñones frescos

1 cucharadita de aceite de oliva

1 cucharada de mantequilla

2 ajos enteros

2 cucharadas de perejil picado

1 chorrito de vino blanco seco

Sal y pimienta

Preparación:

Pela los ajos y pícalos bien finos. Agrega el aceite y la mantequilla en una sartén y sofríe los ajos. Lava y cortar los champiñones (puede ser en láminas o en cubitos), viértelos al sofrito anterior y muévelos bien para que no se quemen los ajos. Vierte el vino blanco y deja que se cocinen bien. Salpimienta al gusto. Tapa la cacerola y deja que continúe la cocción tres minutos más. Retíralos del fuego y déjalos que se enfríen un poco antes de servir.

Tags:

  • champiñones
  • textura y sabor suave
  • preparaciones
  • platos fueres
  • acompanantes

Lee también

Comentarios