Cinco consejos para que a tu hijo le guste leer

La lectura debe ser inculcada desde los primeros años de vida, porque favorece un mejor desarrollo afectivo y psicológico. También ayuda a asimilar conceptos éticos y facilita el mejor uso de la palabra. Además, en el futuro la lectura será un hábito fortalecido.
Enlace copiado
Enlace copiado
Que tu hijo disfrute la lectura es un trabajo sencillo que debe ser inculcado desde los primeros años de la infancia. Su primer contacto con un libro debe ser al primer año de edad, incluso desde antes de que aprendan a leer y no con la etapa escolar, pues ese es el primer error.

Muchos niños crecen relacionando la lectura con el estudio, con la obligación o el aburrimiento, no aprenden a disfrutarlo, a disfrutar los dibujos y los colores que pueden incluir un libro infantil. Por eso, acá cinco consejos que serán claves para su desarrollo como lector. 

El libro debe ser visto como un juguete

Como padres de familia deben ofrecerle los libros como una forma más de diversión y como una alternativa de juego. Muchos libros infantiles contienen sonidos, formas, texturas y colores. De esta manera, y poco a poco, fortalecerán su deseo por los libros y no lo verán como algo aburrido u obligado.


Déjalos a su alcance

Dejalos donde sabes que tu bebé los agarrará. Esto es clave, pues cuando empiezan a caminar tocan y agarran todo, así podrás conseguir que tu hijo se encante con los libros. No olvides que, según estudios, desde que están en tu vientre debes leerle con la entonación debida. 


Obligarlo es un grave error

Hay que conseguir que tus hijos lean por su cuenta y esto se logra cuando ven la lectura como una satisfacción no como un castigo o para sacarse una nota. Tampoco confundas "el placer de leer" con un curso de comprensión de lectura. Está bien que le hagas preguntas sobre lo que está leyendo, pero no lo cuestiones como lector de primera. 


Regálale y deja que él elija el libro

Los pequeños tienen que encontrar los libros que más les atraigan. Busca libros acordes a su edad y los que creas que le puedan interesar dependiendo sus gustos por los juegos, la naturaleza o la fantasía y deja que él lo seleccione aunque a ti no te parezca. Eso sí, siempre revisa el contenido y el vocabulario adecuado a su edad. Esto le sirvirá para aprender a escoger, algo que a los niños les cuesta mucho.


Predica con el ejemplo

Si tu hijo nunca te ve con un libro o con una revista, entonces ¿cómo pretendes que le guste la lectura? Claro, hay casos particulares pero no siempre se dan. Recuerda que entre más pequeño es, más tienden a imitar los comportamientos de los adultos que les rodean. Así que… ¡papás, a leer!


Tags:

  • leer
  • libro
  • juguete
  • lector
  • ejemplo

Lee también

Comentarios

Newsletter