Lo más visto

Cinco hábitos tóxicos que debes evitar

Las nuevas metas y propósitos no pueden faltar para comenzar con pie derecho 2018. Sin embargo, para asegurar el éxito de cada uno de ellos inicia con despedirte de los viejos hábitos que no te dejan avanzar.
Enlace copiado
Cinco hábitos tóxicos que debes evitar

Cinco hábitos tóxicos que debes evitar

Enlace copiado

Iniciamos nuevo año con muchos propósitos por cumplir, aunque, a mediados del primer trimestre, tus ánimos o expectativas pueden bajar, renuncias o vuelves a tus viejos hábitos de toda la vida. Pero este año tienes la oportunidad de hacerlo diferente.

La psicóloga Pilar Conde compartió con Efe cinco facetas psicológicas que pueden perjudicarte y aborda con frecuencia con sus pacientes en su consulta. Asimismo, esta experta propone reemplazar cada una de estas actitudes, hábitos, conductas, pensamientos y creencias psicológicamente tóxicos, por una transformación mental que repercutirá positivamente en nuestra vida y ánimo.

Despídete del pesimismo
Consistente en hacer las cosas pensando en que van a salir mal ¡da la bienvenida a este cambio positivo! Pilar Conde aconseja “ser racional, ser consciente del papel que tenemos en que los asuntos que llevemos salgan bien, y no atribuir a los factores situacionales el éxito de aquello que, en realidad, depende de nosotros mismos”.  

Despídete de la inseguridad
Es importante ser consistente en preguntar a los demás qué harían ellos y delegar la toma de decisiones en otras personas. “Cuando tengas que tomar una decisión, debes valorar la situación antes de exponerla a los demás”, señala Conde quien sugiere: “Tratar de decidir sin consultar, si se trata de cosas cotidianas, o exponer la decisión a otras personas para que opinen. Si se refiere a algo más serio, diles que valorarás la información que te han dado, pero toma la decisión de manera totalmente autónoma”.

Despídete de la expectativa exagerada 
Renuncia a la idea de que los demás deberían de ayudarte, porque tú siempre estás pendiente de todos. La psicóloga recomienda adoptar esta perspectiva: “yo elijo ayudar a los demás y, si en algún momento no me apetece hacerlo, no estoy obligada. El que yo haga algo no significa que los demás me deban nada. Cada persona es diferente y, si quiero que alguien me ayude, puedo pedir auxilio, sabiendo que una petición NO es una exigencia”.  

Adiós a la baja autoestima
En lugar de tener ideas tóxicas, Conde propone cultivar pensamientos positivos y estimulantes como: “a veces cometo algunos fallos, pero la mayoría de las veces hago las cosas bien”; “me han pasado muchas cosas en la vida, algunas buenas y otras menos buenas, como al resto de las personas”.

Despídete 
de la desconfianza
Consistente en revisar los teléfonos de nuestra pareja y ver con quién se escribe, o a quién está siguiendo en las redes sociales.

Lee también

Comentarios