Lo más visto

Más de Mujer

Claves para cuidar emocionalmente a tu hijo

En el mundo existen peligros físicos y otros que denominamos emocionales o psicológicos. Es importante estar atentos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los peligros físicos son más fáciles de reconocer, pues se está más atento a ellos (por ejemplo, los padres enseñan a los hijos cómo cruzar la calle o a no tocar algo hirviendo). En cambio, los adultos no están acostumbrados a hablar sobre los peligros emocionales con sus hijos.

Con respecto a estos peligros, los niños tienen que saber que existen personas, situaciones o juegos que incitan a acciones negativas que pueden dañarlos.

En momentos de un gran vacío existencial y de un profundo sentimiento de soledad, tanto en niños como en sus padres, es necesaria la mirada de un adulto que los guíe. Para que el niño se sienta cuidado, los padres deberían hablar de los peligros emocionales que pueden aparecer en la vida diaria. Por ejemplo, tienen que saber que no se puede hablar o ir con extraños en la calle. Los padres tienen que explicar en forma clara sobre los riesgos: “No conoces a la persona; por lo tanto, es un peligro, no sabes sus intenciones”. El cuidado emocional que brinda un padre que mira y protege a sus hijos tiene como consecuencia positiva que los chicos comienzan a autocuidarse, a evadir situaciones que pueden llegar a ser peligrosas para ellos.
 

Tags:

  • hijos
  • inteligencia emocional
  • ser padres
  • niños

Lee también

Comentarios