Lo más visto

Más de Mujer

¿Cómo castigar a tu hijo?

Nunca le amenaces con castigos imposibles o poco realistas cuando estés muy enojado, porque si él sabe que no vas a poder cumplir, tu palabra perderá su valor.
Enlace copiado
Enlace copiado
Para que un castigo sea efectivo, hay que seguir una serie de pautas entre estas: ser objetivo, firme, explicar el porqué, ser consistente, desaprobar la conducta, no al niño, controlar las emociones, usar el castigo combinado con técnicas positivas y estar de acuerdo en todo con la pareja, según establece el sitio todopapas.com.

Para castigar adecuadamente a un niño mayor, a partir de cinco años, se debe hacer una pausa para enunciar las consecuencias de la mala conducta con técnicas disciplinarias eficaces para este grupo de edad. De nuevo, la consistencia y la coherencia son cruciales.

Cumple tu palabra a la hora de impartir disciplina o, si no, perderás autoridad. Tu hijo debe saber que siempre haces lo que dices. Esto no significa que no puedas concederle una segunda oportunidad o perdonarle.

Nunca le amenaces con castigos imposibles o poco realistas cuando estés muy enfadado puesto que, si él sabe que no vas a poder cumplir, tu palabra perderá su valor.

También debes evitar castigos desmesurados. Si, por ejemplo, castigas a tu hijo con no salir de casa todas las tardes durante un mes entero, lo más probable es que el niño no se sienta motivado a portarse mejor porque creerá que ya está todo perdido.

A medida que va madurando y reclama más independencia y responsabilidad, hay que enseñarles a asumir las consecuencias de su comportamiento. Por ejemplo, si tu hijo se va a dormir sin haber ordenado su cuarto, ¿deberías prohibirle acostarse hasta que recoja o hacerlo tú? Probablemente no, ya que estarías desperdiciando una valiosa oportunidad para enseñarle algo sobre la vida.

Es natural que quieras evitar que tu hijo se equivoque pero, a largo plazo, le harás un favor si dejas que cometa sus propios errores de vez en cuando. Así comprobará lo que conlleva un comportamiento inapropiado y probablemente no volverá a cometer los mismos errores.

Algo muy importante es JAMÁS contradecir a tu pareja, si él o ella ya le han impuesto un castigo en específico. Lo recomendable, es hablarlo con tu pareja antes de imponerle un castigo o, simplemente, aceptar lo que el otro diga o haga. Si lo contradices, por muy duro o estricto que te parezca, lo que estarás consiguiendo es que tu hijo siempre te vea como un aliado y no como su papá o mamá ante el otro y, que también vea al "castigador" como el malo de la familia. 

Tags:

  • hijo
  • castigar
  • disciplina
  • conducta
  • tecnicas
  • consecuencias

Lee también

Comentarios