Lo más visto

Cómo detectar a un mentiroso

Hay muchos tipos de mentiras, pero todas ellas despiertan respuestas fisiológicas en nuestro organismo que pueden ser detectadas.
Enlace copiado
Cómo detectar a un mentiroso

Cómo detectar a un mentiroso

Enlace copiado

Estar con una persona mentirosa puede ser muy dañino; sin embargo, puedes detectarlo y encararlo en cualquier momento. Según la investigación del psicólogo Paul Ekman, una persona dice hasta tres mentiras por conversación. Los estudios en este campo sostienen que los embustes van de los cuatro a los 200 al día, y se concentran especialmente por las tardes.

Además, las mentiras están en todas partes y en cada momento; sin embargo, algunas personas mentirosas lo aceptan y se preguntan ¿cómo puedo cambiar esa parte que no me gusta de mí? Lo primero es aceptarlo y después trabajar constantemente en ello.

Mentir es como respirar. “No, ese vestido no te hace más gorda”. “En cinco minutos llego”. “He leído y acepto las condiciones legales”. Decodificar los engaños y su intencionalidad requiere identificar si el mentiroso oculta información o si la falsifica, y si lo hace voluntaria o involuntariamente.

Hoy en día es posible detectar a los mentirosos a través de diferentes tecnologías. Además del conocido polígrafo, el reconocimiento de microexpresiones faciales permite medir las emociones. Pero no siempre tendremos uno de estos medios disponible a nuestra mano, por suerte, los científicos aseguran que el cuerpo es la mejor guía para descubrir a una persona mentirosa.

El cuerpo no miente

La culpabilidad de la mentira voluntaria genera estrés y miedo. Como consecuencia, se estimula la sudoración, se eleva el ritmo cardíaco, se acelera la respiración... Desde nuestros antepasados, cuando alguien miente su cuerpo dispara el sistema simpático de alerta y genera alteraciones en su código de comportamiento que pueden ser identificadas.

Además, las microexpresiones faciales son uno de estos movimientos involuntarios, tan rápidos que ni el mentiroso más experto sería capaz de controlarlas.

Los mentirosos patológicos

Pero, ¿qué ocurre con aquellas personas que no se sienten culpables cuando mienten? ¿Puede verse la medida de la respuesta fisiológica limitada por el grado de autoengaño?

En el caso del polígrafo, no todas las personas son adecuadas para someterse a la prueba. Para evaluar a aquellas personas con patologías, existen otras técnicas más adecuadas.

Tal es el caso de los psicóticos, que creen en su propio delirio, o de los psicópatas, que tienen distorsionadas sus emociones y tampoco se sienten arrepentidos ni nerviosos.

En estos casos, un especialista sostiene que sería recomendable que un psicólogo llevara a cabo la prueba junto con un estudio que determinara la psicopatía.

“No descartaría que asesinos en serie con grado de psicopatía muy grande den positivo porque no tengan ese sentimiento de culpabilidad”, declara la psicóloga forense.

De nuevo comprobamos cómo la vida real a veces puede dar más miedo que la ciencia ficción.

Lee también

Comentarios