Lo más visto

¿Cómo influye la lectura de cuentos en el cerebro del bebé?

La lectura en voz alta de cuentos infantiles es considerada un recurso para estimular la atención y desarrollo cognitivo de los más pequeños.
Enlace copiado
¿Cómo influye la lectura de cuentos en el cerebro del bebé?

¿Cómo influye la lectura de cuentos en el cerebro del bebé?

Enlace copiado

La lectura se ha convertido en una herramienta sin igual para el desarrollo de los menores, por ello es importante utilizarla desde muy temprana edad. Según un reciente estudio publicado en la revista Child Development, a partir de la temprana edad de seis meses, los bebés ya se fijan visualmente y memorizan mejor los personajes de los cuentos infantiles cuando tienen un nombre: la “Gata Flora”, en vez de simplemente “la Gata”, por ejemplo. Y esto, a su vez, ayudará al desarrollo de su lenguaje.

La clave del desarrollo emocional

“Los estudios indican que hay una mejoría en el vocabulario, entre otros beneficios de la lectura. Pero estas investigaciones se han centrado en el desarrollo de las capacidades cognitivas a través del acto de la lectura, y olvidan mencionar elementos que tienen un efecto directo en el desarrollo del cerebro del niño: el desarrollo emocional, que a través del vínculo facilita y expande el desarrollo cognitivo. Leer en voz alta implica una dedicación y una presencia que, en sí mismas, ya son beneficiosas para el desarrollo del bebé”, afirma Jara Acín y Rivera, psicóloga infanto-juvenil y co-autora del libro “¡Ayúdale a despegar!”

En su opinión, leer a los bebés con intención –no de forma automática–, poniendo atención a la prosodia, la entonación, las pausas, intercambiando miradas y usando gestos que acompañen la lectura pueden hacer más por el desarrollo cerebral del bebé que solamente la escucha pasiva de un cuento, es aquí donde viene el papel de los padres.

La lectura intencional tiene un efecto de “sincronizador de hemisferios”. Una recomendación para que la lectura familiar tenga efectos beneficiosos en el desarrollo del niño es repetir durante varios días el mismo cuento. Eso permitirá que se fije más en el personaje e incluso en el mensaje que tenga el cuento cuando alcance la edad para comprenderlo.

“Escuchar muchos de estos cuentos en la infancia facilita la capacidad, más adelante, de expresarse mejor, comunicarse, escuchar con atención, aprender a escribir y leer mejor y más rápidamente, de desenvolver una iniciativa creadora, desarrollar la imaginación y creatividad. Más tarde, podrán resolver problemas con mayor facilidad como si de una aventura se tratase”, señala Raquel Rodríguez, especialista en formación Waldorf y fundadora de la Escuela Libre Allegra.

Lee también

Comentarios