Cómo ser un buen padre de familia

Nadie dice que ser un buen padre es fácil. Sea cual sea la edad de tu hijo o el número de hijos que tengas, tendrás que saber que la labor de un padre nunca llega a su fin.
Enlace copiado
Cómo ser un buen padre de familia

Cómo ser un buen padre de familia

Cómo ser un buen padre de familia

Cómo ser un buen padre de familia

Enlace copiado
Para ser un buen padre de familia no se estudia pero si puedes recibir consejos para ayudarte en esta tarea diaria que a decir verdad no es nada fácil. Recuerda que tendrás que estar presente, imponer una buena disciplina, ser un ejemplo a seguir, comprender las necesidades de tus hijos sin perder autoridad. Si quieres ser un buen padre de familia, sigue los siguientes pasos.

En primer lugar haz tiempo para tus niños. A tus hijos no les importa si te acaban de dar un gran ascenso en tu trabajo o si eres dueño de la casa más costosa de la cuadra. Lo que les importa es si vendrás o no a casa a cenar, si los llevarás al partido de fútbol el domingo y si estarás con ellos la noche de películas esa semana. Si quieres ser un buen padre de familia, tendrás que reservar tiempo para tus hijos todos los días o cada vez por semana como mínimo, por más ocupado que estés. •Incluye esas horas en tu horario. Quizá las mejores noches para tus niños sean los martes, jueves y los domingos. Tómate el tiempo para dedicarte mucho más durante esos días y no permitas que otros compromisos se inmiscuyan.

Si tienes más de un niño, deberás darte el tiempo para ver a cada uno, así podrás desarrollar relaciones únicas individualmente.

Si estás tan cansado que te es imposible levantarte para jugar fútbol con tu hijo, hagan otra cosa como mirar un partido de fútbol o una película que tenga ese tema. Lo importante será que estés presente de alguna manera.

Además, procura estar presente en los grandes momentos. Si bien planificar tus “horas de papá” cada semana será excelente para fortalecer tu relación, también deberás procurar estar presente en los grandes momentos en la vida de tus hijos. Organiza tu horario de trabajo para que puedas estar presente en el primer día de escuela de tu hijo, el primer recital de ballet de tu hija y la graduación de la secundaria de tu hijo o hija. Tus hijos recordarán estos momentos por el resto de sus vidas y tenerte ahí significará mucho para ellos.

Bien podrías estar ocupadísimo durante uno de los grandes momentos de tus niños, pero si te lo pierdes, te arrepentirás después.

Tags:

  • padre
  • hijos
  • relaciones
  • grandes momentos
  • organiza tu trabajo

Lee también

Comentarios

Newsletter