Lo más visto

Compasión y cáncer

<p>¿Son los enfermos en general, especialmente los que padecen cáncer, dignos de compasión? Si nos acercamos a las definiciones de un líder espiritual y al concepto de compasión, lo define así en términos generales: es la capacidad de sentirnos próximos al dolor de los demás y a la voluntad de aliviar sus penas, a la vez es el deseo de que los demás estén libres de sufrimiento tanto físico y mental.</p>
Enlace copiado
Enlace copiado
<p>La compasión no aplica a delincuentes confesos, violadores y pandilleros; sin embargo, cuando estos reos se convierten en nuestros pacientes cancerosos deberemos tratarlos con compasión.</p><p>Casi todo el mundo puede sentir compasión, pero a menudo no somos capaces de llevar a la práctica y esa hermosa palabra muere sin haber dado sus frutos.</p><p>De todas las disciplinas de las ciencias la profesión médica es la que más próxima debería estar a sentir compasión por sus pacientes, ya sean estos ricos o pobres de extremo, cuando una enfermedad cancerosa toca a la vida es hora de ponerla en práctica, las tragedias que vemos a diario en nuestros centros de cáncer nos tocan las fibras más íntimas de nuestro ser, algunas veces nos sentimos más que impotentes, más aún cuando nuestro sistema de salud llámese ISSS o Centro Médico Nacional a pesar de los esfuerzos que ellos hacen no es suficiente, si el recurso humano no lleva esto en mente, para el caso si una paciente consulta por una bola en el pecho que seguramente es cáncer, es justo dejarle una cita para seis meses o prolongarle su intervención por un simple examen de laboratorio un mes o no darle tratamiento de radiación por no poder sufragar los costos que tiene este, la enorme población considerará que esto es injusto pero es la verdad, hay que recordar que el Centro Médico Nacional no tiene aparatos de radiación ya que el que lo tiene es una ONG que trabaja con números en rojo por lo tanto su presupuesto es escaso, por lo que o se da más subsidio a esta ONG o es el Estado el que debería proporcionar esta máquina con todos los elementos complejos que lleva, recuérdese que estamos hablando de la gran mayoría de pacientes que somos muchos lo que no podemos sufragar un gasto de esta naturaleza. Solamente así podríamos aligerar el tratamiento de estos pacientes y con ello el sufrimiento que lleva la larga espera, muchos de los cuales mueren esperando la fecha de la primera consulta, no digamos buscando una cama en el hospital para practicarles su operación después de haberles aplicado los correspondientes ciclos de quimioterapia los cuales el Estado paga; prácticamente dinero perdido y en grandes cantidades ya que estos medicamentos son de alto costo, de esto no se escapa el ISSS donde la burocracia es más complicada y con toda razón ya que en ese centro abundan las demandas.</p><p>Debemos trabajar para reconocer la dependencia que sufrimos por quienes sentimos compasión. Este reconocimiento les acerca más a nosotros, si esto cabe, debemos reconocer que somos simples mortales y que ahora por ti mañana por mí. Para preguntas y sugerencias escríbame a [email protected], con gusto aclararé sus dudas.</p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • mujer
  • salud

Lee también

Comentarios