Lo más visto

Más de Mujer

¿Con quién debe dejar a sus hijos si trabaja?

Psicólogos recomiendan a los padres tener en cuenta el cariño que necesitan recibir los pequeños.
Enlace copiado
¿Con quién debe dejar a sus hijos si trabaja?

¿Con quién debe dejar a sus hijos si trabaja?

Enlace copiado

Salacunas, niñeras, tíos, amigas o abuelos son algunas de las opciones a las que se enfrentan los padres a la hora de decidir con quién dejar a los pequeños cuando deben trabajar. Sin embargo, hay ciertas recomendaciones para tener en cuenta y que pueden despejar dudas sobre tan importante decisión.

"Cuanto más pequeño es el bebé, mayor es la responsabilidad que recae sobre la persona que se elija para cuidarlo, pues él no tiene la forma de expresar si lo están tratando bien o si está siendo expuesto a cualquier tipo de abuso", asegura la psicóloga y trabajadora social Liliana Silva González.

Para Silva, lo favorable es que a esta edad lo cuide alguien que tenga un vínculo familiar. "Las personas idóneas vienen siendo los abuelos, pues tienen experiencia en el tema y apego hacia el bebé. Además, ellos lo conocen con sus características y gustos".

Por su parte, Rodrigo Fajardo, educador y director de Recrearte Nursery, afirma que los abuelos son los mejores cuidadores y alcahuetes y siempre van a estar disponibles para estimularlos. También están pendientes de leerles cuentos, de realizar actividades con ellos y jugarles.

Sin embargo, Liliana Silva recomienda tener en cuenta las competencias de las personas que se harán cargo del bebé. "Hay abuelos que ya están muy mayores o que presentan alguna enfermedad y no pueden, por motivos de fuerza mayor, hacerse cargo de sus nietos. En estos casos, una responsabilidad tan grande como la del cuidado de un niño puede ser contraproducente".

A pesar de ello, la psicóloga insiste en que si esta no es la situación, los abuelos vienen siendo las personas más idóneas para la labor.

"En definitiva es una elección positiva, pues son los que conforman esa llamada ‘red de apoyo’ que es fundamental para la crianza efectiva del pequeño, y más cuando el trabajo hace que se deleguen estas funciones al cuidado de terceros", añade Silva.

Ahora, hay que tener claro que los abuelos, por el mismo hecho de ser familia, a veces pueden ser muy consentidores. Esto conlleva que los niños no tiendan a verlos como una autoridad, como sí lo hacen con sus padres, y por ello hay que establecer reglas claras para unos y otros.

Pero si definitivamente se decide por una niñera –menciona la psicóloga Camila Gómez–, ella tiene que pasar por un proceso de adaptación al pequeño y también establecer normas a seguir, dadas por los padres.

Sea el caso de que se elija a los abuelos o a las niñeras como los cuidadores del menor, los expertos recomiendan mantener una comunicación constante y manejar la transición con paciencia y tolerancia.

"Hablar claro es vital para que tanto abuelos como niñeras sean colaboradores activos en el proceso y les mencionen constantemente a los bebés que sus padres no están con ellos porque tienen que trabajar, pero que los aman y están pendientes de su bienestar", sostiene.

Según Camila Gómez, los padres deben dedicar los fines de semana, dentro de lo posible, exclusivamente al cuidado y disfrute de sus hijos, pues esto les ayuda a afianzar los lazos que de alguna manera se pierden en la semana y a establecer dinámicas de familia como el descanso lecturas o, simplemente, pasar el tiempo juntos.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines